Nueva 'quedada' de peluches en la Biblioteca

Tres simpáticas imágenes de la fiesta de pijamas de peluche del año pasado, que fue todo un éxito y se plantea que sea bienal. / LIBURUTEGIA
Tres simpáticas imágenes de la fiesta de pijamas de peluche del año pasado, que fue todo un éxito y se plantea que sea bienal. / LIBURUTEGIA

Tras el éxito de la primera fiesta de pijamas, la original cita vuelve centrada en la franja de edad de los 3 a 5 años | Animan a los niños a llevar su peluche preferido a pasar la noche con otros muñecos y disfrutar de las maravillas de los libros

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Los peluches también leen y se divierten en la Biblioteca Infantil. Quedó constancia fotográfica de ello en la primera fiesta de pijamas de peluches celebrada el año pasado con un centenar de invitados. Se sacaron fotos de los juguetes rondando las estanterías, leyendo libros, jugando al ordenador, a las cartas, disfrutando de cuenta-cuentos, limpiándose los dientes... Tan buen sabor de boca dejó la iniciativa para fomentar la lectura entre los más txikis, que el jueves habrá una nueva oportunidad de sorprender a los niños y niñas de entre 3 y 5 años (nacidos en 2013, 2014 y 2015) a través de sus compañeros de juego.

«Les animamos a que nos traigan su peluche preferido a pasar la noche a la Biblioteca para que disfruten de una fiesta de pijamas con otros muñecos de otros niños y así todos juntos se puedan divertir y disfrutar de las maravillas de los libros» explica la bibliotecaria Marina Etxegoien. Al día siguiente, cuando el pequeño va a recoger el peluche, ve cómo se lo ha pasado su compañero de juegos, con fotos, y le anima a leer lo mismo que ha leído su juguete, incluso a ser él quien se lo lea a su peluche. Finalmente cuando pase ese primer efecto, organizarán una exposición fotográfica con todo lo acontecido la noche delpróximo jueves, día 24

Un estudio, realizado por expertos de la Universidad Okayama, en Japón, ha probado que los animales de peluche son una manera eficaz de hacer que los niños lean, y eso ha inspirado fiestas de pijamas para peluches en las bibliotecas de los cinco continentes, entre ellas la oñatiarra, que repite tras el buen sabor de boca de la primera edición, con «la intención de celebrarla bienalmente y hacerlo centrada en la primera infancia (3-5 años) al ser una etapa en la que los niños empiezan a distinguir entre fantasía y realidad, y su tendencia a la fantasía y su ingenuidad es un factor determinante para el éxito» .

El estudio japonés quería comprobar si realmente había un efecto en los niños tras la fiesta de pijamas, y si era así, cuánto tiempo duraba. Y sorprendentemente, no sólo los niños mostraron interés en los libros ilustrados, sino que también comenzaron a leer a sus animales de peluche, lo que significa que surgió un nuevo comportamiento que antes no se había detectado.

Incentivar la lectura infantil

Se observó la conducta de los voluntarios ese día, después de tres y al mes, y comprobaron que el efecto desaparecía después de los tres días. Para intentar resolver ésto y mantener el efecto positivo, les recordaron a los niños la fiesta de pijamas de sus peluches mostrándoles las fotos y funcionó. Y eso es lo que hará la Biblioteca también este año. Además, tras la exposición, cada niño se llevará una foto de su peluche-lector a casa. El objetivo de la actividad es también que los niños identifiquen la biblioteca como un espacio divertido, que si su muñeco se lo ha pasado tan bien leyendo, ellos también pueden. «Es una buena forma de que se inicien en la lectura» resaltan algunos progenitores.

«El año pasado todos los niños se llevaron el ejemplar como si fuera un regalo de parte del peluche, entusiasmados y dispuestos a leerlo cuanto antes», relata Etxegoien. «Muchos padres y madres también nos transmitieron la alegría con la que los niños volvieron a por el peluche y por supuesto a por el libro, y sobre todo con ganas de saber lo que había sucedido durante la noche». Pero además hay que valorar el hecho de que este tipo de actividades «sirven para hacer de la biblioteca un lugar vivo y atractivo, un lugar donde disfrutar con los libros y la lectura» concluye.

La próxima fiesta de pijamas de peluches de la Biblioteca ya tiene fecha, será este jueves. Una manera divertida de acercar a los más txikis al servicio municipal y a la aven- tura de disfrutar de la lectura que es un gran estímulo para la creatividad, imaginación, inteligencia, capacidad verbal y concentración. El viernes habrá que recoger el peluche y ver las caritas de sus dueños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos