Un hombre muere al precipitarse su vehículo por un terraplén en Oñati

La víctima, Aitor Olalde, pudo sufrir el accidente el viernes pero su cuerpo no fue descubierto hasta este sábado por un vecino que paseaba por la zona

A. LERATE

El vecino de Oñati Aitor Olalde Zelaia, de 38 años, falleció al precipitarse el vehículo que conducía por un terraplén en el barrio de Araotz de la localidad del Alto Deba. Al parecer, el suceso tuvo lugar el viernes, pero nadie se percató del accidente hasta este sábado, a las 10.45 horas, cuando un vecino que paseaba por la parte trasera del caserío Zumaldekua, donde el fallecido tenía una huerta, vio el vehículo, que reconoció, y avisó al 112. Olalde vivía solo y se da la circunstancia de que el municipio se encuentra en fiestas, por lo que su ausencia durante esas horas no llamó la atención.

Tras recibir la llamada del vecino, de inmediato se desplazaron hasta el lugar varias patrullas de la Ertzaintza, una dotación de bomberos y personal sanitario. Una vez accedieron al lugar donde se encontraba la víctima, sin embargo, solo pudieron confirmar su fallecimiento. El cadáver fue trasladado al Servicio de Patología Forense de San Sebastián por orden judicial, mientras que la Ertzaintza abrió una investigación para determinar el momento y las circunstancias que provocaron el suceso.

La víctima, de 38 años y vecina de la localidad, accedía a su huerta por la pista por donde cayó

Al parecer, Aitor Olalde, que trabajaba en la empresa Ulma Packaging, accedía a su huerta a través de una pista que va desde Agerre hacia Mantxuena y su vehículo se salió del trazado cayendo por un desnivel de entre cinco y siete metros hasta acabar prácticamente en el terreno de su huerta, sin que de momento se conozcan las causas a la espera de que se le realice la autopsia.

En lo que va de año, las carreteras guipuzcoanas se han cobrado la muerte de 14 personas; la última de ellas el pasado 4 de julio cuando un vecino de Zumaia, de 70 años, falleció al colisionar el automóvil que conducía contra un todoterreno en Zestoa. Además, el 14 de ese mismo mes, un hombre de 67 años vecino de Usurbil encontró la muerte mientras conducía su camioneta en la subida al monte Igeldo, en Donostia, cuando sufrió un infarto u otra indisposición de índole cardiaca, mientras conducía. El 75% de los fallecidos en la red viaria del Gipuzkoa este año se han producido en vías secundarias.

Por otra parte, una conductora resultó herida de carácter grave al salirse de la calzada el todoterreno en el que viajaba y colisionar contra una farola, en la carretera de La Avanzada, a la altura de Erandio. El accidente se registró este sábado a las 17.25 horas en la Bi-637, según informó el Departamento vasco de Seguridad. Varias dotaciones de los Bomberos se desplazaron hasta el lugar para rescatar a la víctima, que quedó atrapada en el interior del coche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos