Lluvioso adiós endulzado con chocolate

Protagonistas. El grupo de las misiones calentó la gélida tarde con la chocolatada solidaria. Los payasos en Zubikoa y el dj en el gazteleku completaron las citas a cubierto. / MARIAN
Protagonistas. El grupo de las misiones calentó la gélida tarde con la chocolatada solidaria. Los payasos en Zubikoa y el dj en el gazteleku completaron las citas a cubierto. / MARIAN

Los más txikis, los jóvenes y la solidaridad con Mali protagonizaron un martes de Carnaval pasado por agua

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El martes de Carnaval ya no es lo que era, y ayer el frío y la lluvia tampoco ayudaron mucho a disfrazar esa realidad. Pero pese a ello, toda una tribu de payasos, princesas, zíngaras, horteras, indios, piratas y super héroes, pusieron al mal tiempo buena cara y disfrutaron de la tarde carnavalera. No faltó la ilusión y el buen humor, sobre todo entre los más txikis, que se divirtieron con los payasos Gari, Montxo eta Joselontxo, aunque no pudieron disfrutar de los txorimalos.

Los primeros compases festivos, no obstante, los protagonizaron los alumnos de Elkar Hezi y Urgain, que al final celebraron sus respectivas fiestas matinales a cubierto. El desfile circense por las calles de los primeros se suspendió y los artistas ofrecieron sus números en las instalaciones de Elkar Hezi. En el caso de Urgain su carnaval de Altsasua se trasladó al polideportivo con la puesta en escena de variadas coreografías.

A cubierto también, en el frontón de Zubikoa, abrieron el programa vespertino los payasos, mientras en la plaza, el grupo de misiones trataba de endulzar y calentar con litros de chocolate solidario, un carnaval pasado por agua que hizo que el DJ se trasladase al gazteleku. Al anochecer, el testigo festivo pasaba a los bares, con los jóvenes como protagonistas. Recuperar disfraces de amigos, o conseguir «cuatro trapos» con una peluca o sombrero, y la cara pintada, fueron la premisa de un martes de disfraces que sigue deshinchándose.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos