Los jubilados y pensionistas llevan al pleno el debate de las pensiones vía moción

Movilización.  Representantes de los jubilados y pensionistas en la sesión plenaria del jueves. /  MARIAN
Movilización. Representantes de los jubilados y pensionistas en la sesión plenaria del jueves. / MARIAN

La corporación rechaza la «miserable subida del 0,25% y solicita una pensión mínima de 1.080 euros»EH Bildu y PNV respaldan el documento y las movilizaciones

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El pleno de la corporación aprobó el jueves por unanimidad la moción en respaldo a las movilizaciones para la actualización del sistema de pensiones y garantías para su futuro, presentada por Oñatiko Pentsionistak. Representantes de este colectivo criticaron «la pérdida de poder adquisitivo por las sucesivas reformas realizadas por los gobiernos del Estado, tanto por el PSOE como el PP». Lamentaron ser ellos «quienes vienen sufriendo los recortes» y constataron que «cuesta llegar a fin de mes y no podemos en ocasiones, ni encender la calefacción, mientras para la banca, las eléctricas, los empresarios etc. sí hay dinero». Por ello, y entendiendo que «es una cuestión de voluntad política» elevaron cinco propuestas al pleno aprobadas con el apoyo conjunto de EH Bildu y PNV.

La Corporación rechazó «la mísera subida del 0,25%» de las pensiones» y «se reclame el mantenimiento del poder adquisitivo de las mismas». La moción solicita asimismo «la subida anual del IPC y que se recupere el 6,5% de poder adquisitivo perdido en los últimos seis años». En el segundo punto se solicita una pensión mínima de 1.080 euros y se explica que «en Bizkaia, Araba y Gipuzkoa hay unos 547.000 pensionistas, de los cuales 192.00 tienen pensiones inferiores de 700 euros al mes, la mayoría mujeres».

Además recuerda que «la Carta Social Europea aconseja que la personas mayores deben disponer de una pensión suficiente para salir del umbral de la pobreza situada en 1.080 euros». Por eso pide que se « derogue la reforma laboral del año 2013, porque generan condiciones de trabajo precarias, sueldos bajos y repercuten a la baja las cotizaciones a la Seguridad Social».

De la misma manera, desde el documento aprobado por el Ayuntamiento se solicita «que se establezca un Sistema de Protección y Seguridad Social para la CAV que garantice las pensiones públicas» y que « se transfieran las competencias sobre seguridad social referidos en el artículo 18.2 del estatuto de autonomía de Gernika».

«Nuevo recorte»

Junto a ello, otra petición es que «se rechace la aplicación del factor de sostenibilidad que debería aplicarse el próximo año 2019 y va a suponer un nuevo recorte». Según explicaron «añade dos nuevas variables al cálculo de la pensión existente como son la edad de jubilación, los años cotizados y la cuantía cotizada. Tendrá en cuenta la esperanza de vida y se revisará cada 5 años, tomando como referencia el lustro 2013-2017. Se estima que supondrá un descuento en la pensión de 0,57%. Así, por ejemplo, un pensionista jubilado que en 2018 cobra 1.000 euros, pasaría a cobrar 994,3 euros en el 2019» relataron.

Finalmente la moción exige que que los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento se remitan al «gobierno del Estado y al Gobierno de Gasteiz».

Intervenciones

Tras escuchar las reivindicaciones de los pensionistas, el alcalde, Mikel Biain, alabó «la movilización protagonizada en las calles. Nos estáis dando una lección. Hay que daros voz porque es un problema que nos afecta a todos, el sistema de las pensiones de futuro están en el aire».

Según afirmó el alcalde « estamos ante un problema de primer orden, que hay que arreglar con voluntad política». Criticó que se haya instaurado «el discurso del miedo» y «las pensiones sean los únicos servicios sociales que no se financian con presupuestos públicos», así como que el PNV rechazase el mismo jueves en el parlamento vasco la propuesta de EH Bildu de que « el gobierno vasco garantizase mediante un sistema de complementos que en el plazo de cuatro años ningún pensionista ingresará menos de 1.080 euros al mes».

La portavoz de la oposición Lourdes Idoiaga reprochó «la politización del debate por parte del alcalde. No vamos a entrar al trapo, porque creemos que las pensiones deben estar por encima de las confrontaciones partidistas. Estamos así precisamente por la falta de consenso y habría que sacar las pensiones de las guerras electorales, porque por culpa de eso desde el Pacto de Toledo se han perdido 22 años». Tras ambas intervenciones, gobierno y oposición votaron a favor de la moción, y los jubilados cerraron la sesión con aplausos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos