La iniciativa 'Oñati dana zana' acercará la planificación urbanística a la gente

Presentación. Etxeberria y Zubia con el equipo de Dunak. / MARIAN

El Ayuntamiento quiere hacer ver la importancia del PGOU en el desarrollo local. Después de fiestas se montará una exposición de calle con planos y fotos antiguas, y habrá recorridos guiados de socialización

MARIAN GONZALEZOÑATI.

¿Cómo se contemplaba la Oñati del año 1960 ó la del 2000, y cómo acabó evolucionado? La respuesta la conoceremos en la 'fase de calentamiento' del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el instrumento que regula los usos, construcciones o actividades que pueden desarrollarse en el municipio. La hoja de ruta a seguir por la localidad para adaptar su urbanismo a las próximas décadas, ha recibido este mes dos importantes espaldarazos. Por un lado, acaba de salir a concurso la redacción de PGOU, y paralelamente se ha presentado un proceso participativo que echará a andar después de fiestas: 'Oñati Dana- Zana 1934-2016'.

Se trata de «calentar» la primera fase de un proceso que se prevé largo y poco atractivo para el ciudadano de a pie, y que por eso busca la complicidad de la gente.

Una ambiciosa exposición al aire libre en la principal arteria comercial (Kale Barria) sobre cómo ha cambiado Oñati de 1936 a 2016, incidirá en que los parques, jardines, calles, y barrios han ido evolucionando con los años adaptándose a las distintas normas subsidiarias.

La nueva legislación exige redactar un Plan General de Ordenación Urbanística, y el Ayuntamiento quiere acometerlo con participación ciudadana. «Es un tema estratégico para los próximos años, porque afecta a todos los aspectos del municipio, no solo al urbanístico, y por eso queremos llegar a la gente. Que el PGOU no se quede en una siglas» explicó en la presentación la edil Nerea Zubia.

«Suele ser un proceso poco atractivo, parece que solo pueden intervenir arquitectos, aparejadores y especialistas y no es así, por eso recurrimos a Hiri Dunak Estudioa, para que nos guiasen en un empoderamiento del Plan General. El proceso participativo dará los primeros pasos de cara al público después de fiestas, hacia mediados de octubre. Kale Barria acogerá una exposición con fotos y planos que mostrarán cómo ha cambiado Oñati» relató.

Koldo Telleria y Ainhoa Guerras, de Dunak, dieron algunos detalles del proyecto, como que los saltos de la exposición sean cada dos décadas. «La idea es que cada foto nos muestre un lugar de Oñati, lo que decían los planes urbanísticos y cómo cambió, para que la gente vea lo importante que es para construir equipamientos, barrios, servicios... lo que dicta la planificación urbanística. Planos y fotos del pasado y la actualidad ayudarán a la gente a visualizar los cambios previstos en determinada época, si se llevaron a cabo o no y cómo. Además de en los paneles callejeros, vamos a hablar con todos los establecimiento comerciales, para ver si pueden colocar también fotos en sus escaparates».

La idea de montar la exposición en la calle es una llamada de atención. «No es lo habitual, y eso es ya de por sí un reclamo, una forma de visualizar cómo puede cambiar un lugar» incidió Zubia. La pérgola de las inmediaciones de Txokolateixia, en Antixena, será uno de los ejes de la exposición, al ser también el punto de salida de actividades paralelas, todas los sábados. Se visitará el río oculto, el entorno rural, los espacios públicos y los jardines ocultos de Oñati. Como colofón, y como jornada de clausura, se realizará un taller para pintar cómo ve cada cual Oñati. A lo largo de la campaña de sensibilización, se grabará un vídeo con documentación no solo técnica, también con impresiones de la gente cómo han ido viviendo los cambios urbanísticos.

Fotos

Vídeos