Historias silenciadas con cara de mujer

Exposición. Monge y Garai, de Intxorta 1937, delante de a fotografía de la oñatiarra Eli Galarza./MARIAN
Exposición. Monge y Garai, de Intxorta 1937, delante de a fotografía de la oñatiarra Eli Galarza. / MARIAN

La exposición desarrollada por el fotógrafo chileno Mauro Saravia y la asociación Intxorta 1937 podrá visitarse hasta el día 22 en Kultur Etxea Ayer se inauguró la muestra 'Emeek emana', con Eli Galarza entre las protagonistas

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Si la ganadora del Nobel de Literatura de 2015, Svetlana Alexiévich, puso «voz a las sin voz» cuando publicó su libro 'La guerra no tiene rostro de mujer' sobre las mujeres rusas, ucranianas y bielorrusas que combatieron durante la II Guerra Mundial, el fotógrafo chileno Mauro Saravia y la asociación Intxorta 1937, con la colaboración de la Diputación de Gipuzkoa, han dado «rostro y voz» a mujeres anónimas vascas que sufrieron la guerra y el franquismo. A través de sus ojos, arrugas y miradas, la exposición 'Emeek Emana' inaugurada ayer en Kultur Etxea, se acerca a testimonios y vivencias que fueron silenciadas y que tienen cara de mujer.

Entre ellas la de la oñatiarra Elisabeth Galarza (1931) que tal y como puede leerse y escucharse en la muestra que podrá visitarse hasta el día 22 «sufrió el castigo que el franquismo imponía a las familias nacionalistas. Cárcel, campos de concentración, cortes de pelo, paseos humillantes, depuración y destierro fueron el precio que pagaron su padre, sus hermanos y sus hermanas». Ella solo tenía 5 años cuando los sublevados entraron a Oñati, pero la pequeña de siete hermanos vivió en carne propia el desgarro de su familia. Explica que poco a poco consiguieron «rehacer sus vidas», pero las consecuencias de lo vivido comportaron daños irreparabes. «Mi hermana Arantza enfermó y mi madre se quedó ciega». Testigo de todo ello, perdona pero no quiere olvidar, de ahí que haya colaborado en la exposición que recoge historias con rostro mujer, con visión de mujer. Ha apostado por romper el silencio que durante años se impuso y reivindica la memoria de lo que pasó para las nuevas generaciones.

Exposición
'Emeek emana'. Hasta el 22 de septiembre, de 18.00 a 20.00en Kultur Etxea.
Visitas guiadas
El 14 de septiembre, a las 10.30 y 18.00.
Documental
'Ama, nora goaz?' el 15 de septiembre, a las 19.00 en la sala de cine de Kultur Etxea.
Charla
'Emakume oñatiarrak 1936ko guerra garaian' a cargo de Gogoratu Guran Talde y Intxorta 1937, el día 19 en Kultur Etxea.

Según explica la integrante de Intxorta 1937, Julia Monge, «hemos querido recoger el papel activo que las mujeres desempeñaron durante el golpe militar y el franquismo. Desde puntos de vista e ideologías distintas, todas tienen en común el deseo de sobrevivir».

Retratos de las protagonistas y vídeos se completan con un catálogo donde se resume la trayectoria de estas mujeres. En este sentido, Monge incide en que «la educación democrática en pro de la paz, la igualdad y los derechos humanos exige trabajar en favor de la memoria, con el fin de lograr la restitución y para no se vuelvan a repetir los hechos».

Dar visibilidad a la mujer

El proyecto busca «hacer pedagogía en el ámbito de la memoria» y «dar visibilidad a la mujer». Esta exposición se sitúa en el contexto de ofrecer «un reconocimiento al sufrimiento de las mujeres y añadirlas a nuestra memoria colectiva, porque lamentablemente los relatos de nuestra historia solo han recogido la visión de los hombres» relata.

La muestra recoge, entre otras cuestiones, narraciones y vivencias sobre el campo de batalla, el exilio, la tortura, la prisión, la represión y las estrategias de supervivencia, así como el activismo o los planteamientos organizados para la estructura social. Siempre eso sí, desde una perspectiva femenina.

«Hemos querido difundir lo máximo posible el papel decisivo que jugaron las mujeres en una época de convulsión, cambio e injusticia». Mujeres diversas, de tendencias políticas distintas, que han trabajado en numerosos ámbitos y conforman una muestra que «busca ofrecer una visión distinta, ya que la realidad va más allá de la lucha en las trincheras. Versa sobre la memoria de las mujeres vascas, sobre su historia y capacidad creativa y renovadora, se adentra en un camino histórico hasta ahora no transitado y que hay que recuperar» señala Monge.

La muestra se completa con un programa paralelo, que ofrecerá dos visitas guiadas el día 14, el documental 'Ama, nora goaz' un día después, y una charla sobre el papel de las mujeres oñatiarras en la guerra de 1936, el 19. Mujeres que son parte de un frente olvidado. Víctimas, pero también heroínas en años de guerra, represión y resistencia.

Fotos

Vídeos