El gobierno municipal plantea mejoras en la recogida selectiva puerta a puerta

Una de las medidas propuestas es proteger con estructuras metálicas puntos de recogida de Ramón Irizar, Portu y Ugarkalde./MARIAN
Una de las medidas propuestas es proteger con estructuras metálicas puntos de recogida de Ramón Irizar, Portu y Ugarkalde. / MARIAN

Ha propuesto a la Mancomunidad de Debagoiena cinco medidas concretas que, a su juicio, «disminuirían el número de incidencias». Considera que «el sistema está bien aceptado», y su objetivo es «hacerlo más cómodo»

MARIAN GONZALEZOÑATI.

La puesta en marcha de la recogida selectiva de residuos puerta a puerta ha cumplido este mes cuatro años y el gobierno municipal ha aprovechado el aniversario, y los resultados de la encuesta realizada por el centro de investigaciones Aztiker, para elevar a la Mancomunidad «el grado de aceptación que el PaP tienen en Oñati» y proponer al ente que gestiona la recogida selectiva de residuos urbanos en la comarca, «inversiones en mejoras como en otras localidades».

El objetivo, según el gobierno municipal de EH Bildu, es «disminuir las incidencias existentes y hacer que el sistema sea más cómodo para el usuario». Así lo explican en un comunicado que destaca que «el PaP está bien aceptado entre la ciudadanía», y presenta los resultados que ha ofrecido la encuesta sobre diversos temas realizada sobre una muestra de 585 oñatiarras, coincidiendo con el ecuador de la actual legislatura.

LAS 5 PROPUESTAS

Para solucionar los problemas con el viento
Una inversión de 14.903 euros en la adquisición de 2.768 pasadores inoxidables para evitar que los cubos vuelen en días de fuerte viento.
Para resolver rotura y pérdida de cubos en tres áreas con numerosas incidencias
La colocación de estructuras metálicas que protejan los puntos de recogida de Ramón Irizar, Portu kale y Ugarkalde, con una inversión estimada en 6.250 euros.
Para solucionar incidencias con los cubos de recogida orgánica
En adelante, proveer al municipio con nuevos cubos marrones. Descartar el actual modelo 'ladyplastic' por otro que no es tan frágil denominado 'Idwaste'.
Para la recogida de cartón
Dar de nuevo la opción de reciclar el cartón y el papel de forma comunitaria en los portales de las viviendas, por si hay más gente que quiere optar por este modelo.
Para reducir el número de pérdidas de cubos y facilitar la labor de los trabajadores
Escribir con letras mayúsculas las dos últimas cifras del código de cada usuario, tanto en los postes como en los cubos, para que desciendan las incidencias en cubos que aparecen fuera de lugar y hacer más cómoda la labor de los trabajadores encargados de vaciar los cubos.

Según este barómetro ciudadano «el 79,3% de los encuestados valoran bien o muy bien el PaP». Aproximadamente la mitad piensa que el sistema de recogida selectiva puerta a puerta funciona «bien» y un tercio de los encuestados considera que «el sistema funciona bien pero necesita mejoras», la mayoría relacionadas con los problemas del viento (18,6) o la posibilidad de que también haya contenedores (17,2).

Un 21% de los interpelados piensa que se debería cambiar el puerta a puerta en vigor, y estos apuestan mayoritariamente por los contenedores (el 53,9% por los cinco contenedores, el 28,7% por contenedores en general, el 5,2% por los de chip y un 2,6% por subterráneos).

«Con esta cifras entendemos que el sistema está bien aceptado en el pueblo, aunque es evidente que requiere de mejoras», han explicado el equipo de EH Bildu. Su intención es reducir «a la mínima» el número de cubos que aparecen estropeados o esparcidos en cualquier lugar. Y por eso en la junta de la Mancomunidad del 5 de julio, el alcalde Mikel Biain, propuso cinco medidas concretas.

Pasadores inoxidables

La de mayor costo, cerca de 15.000 euros, plantea colocar en los colgadores pasadores inoxidables (un total de 2.768) para evitar que los cubos vuelen en días de fuerte viento. El resto de actuaciones son en palabras del primer edil «más modestas», pero que también traerán consigo «un efecto positivo en el nivel de incidencias», como es el caso de la solicitud para que se acondicionen estructuras metálicas que protejan los puntos de recogida de Ramón Irizar, Portu kale y Ugarkalde, con una inversión estimada en 6.250 euros.

Además, han emplazado a la Mancomunidad a que sustituya los cubos marrones por un modelo que no sea tan frágil, y que se vuelva a dar la opción de reciclar el cartón y el papel de forma comunitaria en los portales de las viviendas. La quinta solicitud pasa por escribir con letras mayúsculas las dos últimas cifras del código de cada usuario, tanto en los postes como en los cubos, para facilitar, entre otras cosas, la labor de los trabajadores encargados de vaciarlos.

Para el alcalde Mikel Biain «dejando de lado el debate sobre los modelos de recogida de residuos, esperamos de la Mancomunidad el comprimo de mejorar los distintos sistemas existentes, porque -a su juicio- las buenas prácticas de los ciudadanos tienen que tener una respuesta adecuada por parte de las instituciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos