Festival de bertsolaris de altura para ayudar a hacer realidad en el Himalaya el proyecto 'Oxigenoa euskarari 6.000 metroan'

Los jóvenes expedicionarios, en la cima de Aizkorri en un encuentro./
Los jóvenes expedicionarios, en la cima de Aizkorri en un encuentro.

Arzallus, Lujanbio, Sarriegi y Alberdi apoyan la aventura capitaneada por Felipe Uriarte que aunará alpinismo y solidaridad con las lenguas minorizadas

M.G. OÑATI.

Bertsolaris de altura para ayudar a financiar un proyecto de altura: 'Oxigenoa euskarari 6.000 metroan', esa es la idea con la que se concibió el festival que hoy (22.30) trae al frontón de Zubikoa a la actual campeona de Euskal Herria, Maialen Lujanbio, acompañada de su predecesor Amets Arzallus, el también finalista Aitor Sarriegi y la escritora, poeta y bertsolari Uxue Alberdi.

Un cuarteto de lujo que bajo la batuta de Amaia Agirre hará las delicias de los bertsozales y pondrá su granito de arena en la materialización de un proyecto muy especial. Los 10 euros que cuestan las entradas ( en venta anticipada en Txokolateixia) servirán para colaborar en la financiación de la expedición que quince jóvenes de 16 a 18 años de los siete territorios vascos, entre ellos los oñatiarras Amaia Ugarte, Malen Osa, Igor Mugarza y Maddi Oyhagaray, emprenderán en otoño junto al reputado alpinista Felipe Uriarte, afincado en Oñati desde hace unos años.

Cuatro alumnos de Txantxiku

Los cuatro alumnos de Txantxiku Ikastola se han embarcado en una aventura que no solo busca las cimas de Imaja Tse (o Island Peak ) de 6.189 m, y Lobuke Ri (6.119 m), además quiere hacer bueno ese dicho popular de que «el éxito es un camino, no un destino» . Y en ese camino, además del montañismo, están trabajando la solidaridad entre pueblos, el apoyo a idiomas minorizados, la autogestión juvenil, y la ilusión de expandir el euskera por el mundo.

La idea se la inspiró a Felipe Uriarte un sherpa del poblado de Khumjunz hablando de las similitudes entre euskera y el idioma sherpa. Y dándole vueltas a la idea de hermanar ambos idiomas y enlazándolo con el proyecto 'Oxigenoa euskarari' que desde hace siete años Mendia eta Herriak desarrolla en Llodio y la Llanada alavesa para fomentar el uso del euskera y la afición a la montaña, pensó que ese lema podría llevarse también a 6.000 metros, a la cordillera del Himalaya.

Los guías nepalíes y los escolares vascos además de en inglés,quieren comunicarse entre ellos en euskera y en sherpa. Y con ese objetivo, unos y otros se han marcado el objetivo de aprender al menos 50 palabras del idioma del prójimo. La cuenta atrás continúa, (la expedición será del 11 de octubre al 10 de noviembre), y además de prepararse y aclimatar el cuerpo en las cumbres de Euskal Herria, toca ir atando la financiación de la enriquecedora aventura. Hoy habrá oportunidad de apoyar a la expedición en Zubikoa con un festival de bertsolaris de altura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos