El cine 'low cost' vuelve a escena mañana en el rally de cortometrajes

Veinte equipos tendrán once horas para idear, rodar y producir el mejor corto

M.G. OÑATI.

Once horas pueden parecer una eternidad, pero en el mundo del celuloide no son nada, más si hay que trabajar a contrarreloj todas las fases del proceso creativo: guión, aspectos técnicos, cámaras, actores, dirección, edición y postproducción. Esa es la esencia y la gracia del rally de cortometrajes. Un día de reivindicación de la cultura cinematográfica que, con pocos medios y muchas ganas, volverá a convertir mañana las calles en plató de cine.

Con una simple cámara de uso doméstico o un móvil, y unos básicos conocimientos informáticos, uno puede hacer sus pinitos cinematográficos con más o menos acierto. En Oñati hay verdaderos artistas, y la cita ya es todo un clásico, un atracón audiovisual, que arrancará a las 8 de la mañana con la presentación de los grupos en el gazteleku y finalizará hacia la medianoche en Santa Ana con la entrega de premios. Veinte grupos están dispuestos a darlo todo en una convocatoria que se ha consolidado en la agenda otoñal local para fomentar el mundo del vídeo, la creación y el celuloide.

Durante toda la jornada los utensilios cinematográficos convivirán con la actividad cotidiana de la vida oñatiarra, con el fin de grabar el mejor cortometraje. Los participantes deberán desarrollar la idea, trabajar el guión, grabar, hacer el montaje y realizar el audiovisual definitivo en un total de once horas, lo que convierte el certamen en un curso acelerado de realización audiovisual.

Los trabajos a desarrollar deberán tener una duración mínima de un minuto y máxima de tres, y deberán presentarse para las 19.00 en el gazteleku, que será la base de operaciones. «Se les plantea un género y un objeto obligado, y ellos tienen que desarrollar un guión, hacer la grabación en euskera y el montaje con sus medios. La organización les ofrece además diez lugares para grabar y de ellos al menos dos, tienen que aparecer obligatoriamente en el corto» especifican las bases.

Los trabajos producidos estarán bajo la licencia Creative Commons Aitortu Partekatu, por la que sus creadores permitirán que su obra pueda ser mostrada y reproducida. Así, todos los trabajos presentados al concurso se proyectarán a partir de las 21.30 horas en Santa Ana Antzokia, y como novedad, con la idea de que nadie se quede sin ver los cortos, si se agotan las entradas, se realizará otra proyección simultánea en el gazteleku.

En cuanto a los premios, el cortometraje ganador recibirá 300 euros y txankamua (el trofeo del certamen), el clasificado en segundo lugar 150 euros, y el tercero se embolsará 100 euros. Además, habrá un premio otorgado por el público que acuda al visionado y galardones también al mejor actor y mejor actriz. La entrega de los galardones pondrá la guinda a una jornada de cine que solo necesita la complicidad del tiempo.

Fotos

Vídeos