Las calles se convirtieron en un estudio gigante de arte al aire libre

Certamen. El primer premio, el mejor trabajo oñatiarra, y distintos artistas pintando el domingo.
/MARIAN
Certamen. El primer premio, el mejor trabajo oñatiarra, y distintos artistas pintando el domingo. / MARIAN

El certamen de pintura vistió el casco de lienzos, caballetes, pinceles y paletas El beasaindarra Jokin Telleria conquistó el primer premio en adultos

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El certamen de pintura al aire libre convirtió el domingo las calles en un gigantesco estudio al aire libre. Así, pasear durante la primero fresca y luego soleada matinal por el municipio fue como recorrer un taller gigante, donde pintores de distintas edades trataron de eternizar la belleza de los edificios y paisajes con su particular mirada.

«Tienen mucho arte», era el comentario general entre los que buscaban caballetes, pinceles y paletas callejeando. Y esos lienzos el domingo tomaban forma en el paisaje urbano, se han convertido en acuarelas y óleos que desde ayer y hasta el próximo día 22 pueden visitarse en Kultur Etxea junto a los trabajos pictóricos de los alumnos de los cursillos municipales que suelen preparar con esmero su puesta de largo.

Los amigos de la pintura, ya sea con pincel en ristre o como meros observadores, disfrutaron del decimoquinto certamen de pintura al aire libre organizado por OMT (Oñatiko Margo Taldea). El ganador fue el beasaindarra Jokin Telleria, que se llevó los 600 euros del primer premio. La obra, de gran realismo, trazada desde las alturas, por la zona de Torrealde, demuestra el perfecto dominio del dibujo de su autor. Acuarelas y óleos predominaron en las técnicas utilizadas por los 23 participantes en el certamen, cuatro de ellos menores de 16 años. Y el concurso goza de buena salud, porque hubo artistas venidos desde Gijón, Soria e incluso Andalucía.

Todos salieron de Kultur Etxea a las 9.00 con sus lienzos sellados y para las 14.00 ya habían finalizado sus obras. El segundo clasificado en la categoría de adultos fue para el artziniegarra Fernando Ureta (400 euros) con un óleo del río a su paso por Ramón Irizar, con el puente de Eskolatxo al fondo. Mientras que el tercer premio (300 euros) viaja a tierras cántabras, a Castro, con Alipio Ruano. La mejor oñatiarra fue Ana Delgado (300 euros) con una vista del Palacio Lazarraga desde sus jardines.

En la categoría infantil, los galardonados fueron la oñatiarra Lur Gesalaga, la bergararra Idoia Martínez y la también txantxiku, Naiara Leza.

Tras el sellado de lienzos los artistas fueron ubicándose a lo largo y ancho de la villa. Todos los 'txokos' eran válidos y exprimidos a tope por la retina de cada uno de los artistas participantes, la plaza y sus alrededores, la zona del Conjunto Monumental de la Universidad y la Parroquia, llegando incluso algunos hasta zonas rurales, y más alejadas, y precisamente, la ganadora se realizó lejos de las áreas de más tránsito.

Y para redondear la anual cita al aire libre con el arte del pincel, la sala de exposiciones de Kultur Etxea cuelga hasta el día 22 ( de 18.00 a 20.00 horas) las obras pintadas el domingo, y también las de las de los alumnos de los talleres municipales de pintura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos