Bicis, material sanitario y escolar con destino a Mali

El párroco Joxan Larrañaga, fundador de Mali Alkartasuna, en la última visita que realizó al país africano./
El párroco Joxan Larrañaga, fundador de Mali Alkartasuna, en la última visita que realizó al país africano.

El párroco Joxan Larrañaga ha lanzado una nueva campaña de solidaridad en favor de la diocésis de San

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

14 de abril, esa es la fecha de caducidad de la nueva campaña solidaria que ha emprendido la ONG Mali Alkartasuna, de la que es fundador el párroco Joxan Larrañaga. En esta ocasión están recolectando bicis usadas, material sanitario ( tiritas, vendas, gasa, esparadrapo...), así como material escolar ( bolígrafos, cuadernos, lápices, gomas de borrar, pinturas, folios...) para completar un contenedor que saldrá en mayo con destino a un colegio que conocen muy bien los oñatiarras: el Saint Paul de Togo, en una de las regiones más pobres del mundo, la de Segou, en Mali.

En la escuela de la diócesis de San, a través de su internado, completan su educación 600 niños que no disponen de colegios en sus pueblos. La labor que realizan en el centro es fundamental para sacar a los más jóvenes de la espiral de pobreza extrema que atenaza a muchas zonas. Las sequías y el conflicto armado han ahogado aún más la triste realidad que viven los más desfavorecidos, y centros como el Saint Paul, son un salvavidas. Ilusión y ganas de trabajar no faltan en los colaboradores que trabajan en África, así que Mali Alkartasuna prepara un nuevo contenedor solidario. Además de cuadernos, bolígrafos y pinturas, como en otras ocasiones la campaña de recogida actual ha abierto dos nuevos flancos, material sanitario y bicicletas usadas de niños y adultos, que allí pueden hacer un gran servicio. El material puede depositarse en las farmacias, los estancos y librerías, así como en las oficinas parroquiales (de 17.00 a 19.00 horas, de lunes a viernes,) en la propia parroquia (en horario de misas), o en el local solidario de Hermansolona (de lunes a jueves de 17.30 a 19.30).

Oñati tiene una relación muy especial con el colegio Saint Paul, ya que el grupo de las misiones ha realizado un buen número de actividades para sufragar becas alimenticias para sus alumnos. Por 40 euros, aseguran la comida de un alumno todo el curso escolar y por 60, dos comidas diarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos