'Auzoko' fomenta la diversidad y la interculturalidad a través del euskera

Presentación. 'Auzotarras' y 'auzokides' en la presentación del programa 'Auzoko 2017/18'. /  MARIAN
Presentación. 'Auzotarras' y 'auzokides' en la presentación del programa 'Auzoko 2017/18'. / MARIAN

El balance es «muy positivo», así que el lunes arranca un nuevo programa gratuito Actividades dinámicas y lúdicas sirven para que 'auzokides' (inmigrantes) y 'auzotarras' (oñatiarras) compartan experiencias

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Kaixo, Hola, Hello, Bonjour, Ciao, Namaste, Salam aleykun, Cześć, Marhaba, Olá... hay hasta 36 idiomas latiendo en las calles de Oñati. Y el euskera quiere convertirse un año más en punto de encuentro de todos ellos, en la lengua vehicular que facilite la integración de los inmigrantes. Ese es el 'leit motiv' del programa 'Auzoko': socializar en un ambiente lúdico la necesidad de conocerse, entremezclarse y relacionarse para conseguir la integración y la convivencia en la multiculturalidad, y la forma más sencilla de hacerlo es el conocimiento del idioma local.

En ello insistió la edil Nerea Zubia el lunes en la presentación del programa. «No es un proyecto académico para aprender euskera, es una manera de acercarse al idioma de una forma más informal, dinámica y lúdica, y conocer y reconocer todas las culturas que hay en Oñati», explicó. Y como no hay mejor reclamo que participantes satisfechos, todo un veterano como es Wednesday Silva, animó a dar un paso adelante no solo a los que no conocen el euskera y quieren tener el primer contacto (auzokide), también a quienes viven en euskera (auzotar) y quieren ayudar a los inmigrantes y enriquecerse con su cultura.

Nacido en Guinea Bissau, Wednesday marchó con once años a Cuba, y luego residió en Portugal, antes de recalar en Oñati, donde lleva ya trece años. «'Auzoko' es un punto de integración para nosotros, un lugar en el que conocer gente diferente. El mayor tesoro que tenemos es nuestra diversidad y el respeto a esa pluralidad y el ambiente que se respira es fenomenal» señaló intercalando portugués, euskera, castellano,criollo e inglés.

El dinamizador de Topagune, Julen Korkostegi, destacó que «el programa persigue fomentar la integración y la convivencia en la multiculturalidad, y que la dinámica es reunirse una vez por semana entre 90 minutos y dos horas». Se trata de que las personas que viven alejadas del euskera puedan acercarse a la lengua de una forma lúdica, y a la vez se valgan del idioma para integrarse plenamente en el pueblo. No en vano la fórmula más ordinaria para abrir las puertas de la integración social fuera de casa es el conocimiento del idioma local.

«Trabajamos con dinámicas de ocio para poner en contacto a personas de distintas lenguas y acercarse al mundo del euskera. Reunimos, por un lado, personas que viven en euskera y quieren colaborar en el proyecto, y por otro, personas que no lo conocen y quieren tener un primer contacto con el idioma en un ambiente distendido, sin saturaciones» explicó, antes de mostrar un vídeo con actividades de otros años y de cuando la fiesta comarcal itinerante recaló en Oñati.

El técnico de euskera y educación del Ayuntamiento, Iñaki Akizu, explicó que el programa diseñado por Topagunea para acercar el euskera a los hablantes de las distintas lenguas existentes en nuestro entorno, partiendo de la lengua materna de cada persona, empezó a andar en Oñati en 2014, y la edil Nerea Zubia valoró la experiencia como «muy positiva, motivo por el que el Ayuntamiento ha decidido seguir apoyándola».

Debido a que se trata de un proyecto que tiene como base la diversidad, la interculturalidad y el euskera, es importante la participación de oñatiarras, no solo extranjeros. En 'Auzoko' se conocen y se respetan la procedencia, las raíces y las costumbres de cada participante. Se pretende así crear un espacio de encuentro basado en la igualdad, siempre teniendo en cuenta la diversidad y siendo el euskera el eje de las reuniones.

El programa es una buena oportunidad para que los que llegan a Oñati, poco a poco, comiencen a conocer el euskera o para encender la motivación por aprenderlo. Del mismo modo, las personas que participan como 'auzotarrak' tienen la posibilidad de conocer otras culturas y otras lenguas que conviven en el municipio, así como la oportunidad de romper con los prejuicios hacia los inmigrantes. Una partida de cartas, un poteo, una cena, juegos, talleres, excursiones... son las herramientas de integración más efectivas. Además, el euskera no es sólo un medio de comunicación, en el sentido formal y funcional de la palabra, sino que alberga toda la cultura. Y la integración no es sólo cosa del inmigrante, sino también de la sociedad.

Con esta premisa, y siguiendo dinámicas lúdicas de conocimiento, algunos de los auzokides y auzotarras de la nueva edición se fueron presentando, y el 'kaixo' de los auzotarras, compartió protagonismo con los saludos en saharaui de Mohamed, Edu y Silamu, el nepalí de Swejan, o el castellano y el polaco de las tocayas Eva, entre otros auzokides, antes de disfrutar de un lunch. El lunes, a las 18.30 horas arranca el programa 'Auzoko 2017/18' en los locales municipales de Bidebarrieta 16 con las puertas abiertas a todos los interesados.

Fotos

Vídeos