Artixa propone hoy un viaje en el tiempo al ferrocarril vasco-navarro

Viaje al pasado. Cartel del DVD que rescata filmaciones en súper 8 que hoy se proyectarán en Kultur Etxea./
Viaje al pasado. Cartel del DVD que rescata filmaciones en súper 8 que hoy se proyectarán en Kultur Etxea.

Trae a Kultur Etxea una colección de vídeos grabados con tomavistas por Julián ElejosteLos originales cinematográficos fueron reconstruidos y masterizados por Gustavo Vieites, bajo la coordinación de Juanjo Olaizola y Javier Suso

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El silbido del tren volverá a sonar hoy en Oñati como antaño gracias a la magia del celuloide, así que los nostálgicos del Vasco-Navarro y las generaciones que nunca viajaron en él tienen una cita a las 19.30 horas en Kultur Etxea con la historia del añorado ferrocarril que durante 44 años rompió la secular 'incomunicación oñatiarra'. La asociación cultural de defensa del patrimonio Artixa se suma a los actos de homenaje al 'trenico', el 'anglo' o el 'vasco', en el 50 aniversario de su supresión, proyectando el DVD 'Bidaia bat vasco navarro burdinbidean-Un viaje en el ferrocarril vasco navarro', con imágenes inéditas filmadas por Julián de Elejoste en los años 60 y 70.

Un viaje en el tiempo que estará salpicado por las intervenciones del investigador y erudito del Vasco-Navarro Javier Suso, y Juan José Olaizola, doctor en Historia y director del Museo del Ferrocarril de Azpeitia, coordinadores ambos del audiovisual editado por Euskotren y Vía Libre. Una forma muy atractiva de repasar la historia de una vía ferroviaria que comenzó su andadura en 1887, y llegó a Oñati en 1923, siendo clausurada el 31 de diciembre de 1967.

Rodada en ocho milímetros

El bilbaíno Julián Elejoste (1916-1972), un enamorado del ferrocarril, dejó para posteridad una colección de vídeos que tomó con su tomavistas de cine. Grabaciones cedidas por Kepa Elejoste, que Gustavo Vieites ha preservado, digitalizado, editado y restaurado con el objeto de divulgar un documento histórico de excepcional valor. Vieites ha pasado a formato digital las bobinas rodadas en ocho milímetros y ha restaurado el color, limpiado fotograma a fotograma, eliminando polvo, manchas, rayas, arañazos, empalmes y nervios rotos, suciedad y la típica decoloración y ha ajustado desenfoques y pérdidas de imágenes, debidos al proceso de descomposición generado por el paso del tiempo sobre este tipo de antiguos soportes cinematográficos.

El resultado final, con el añadido de la banda sonora musical en Dolby Digital 5.1 (las cámaras de ocho milímetros, no grabarían el sonido de forma directa, hasta 1975) podrá verse hoy en Kultur Etxea.

Con una duración aproximada de hora y media, el trabajo coordinado por Olaiozola y Suso, incluye filmaciones en color de todos los ramales del Vasco-Navarro. La obra ofrece así imágenes inéditas en los capítulos 'De Vitoria-Norte a Mecolalde', 'De Mecolalde a Vitoria-Ciudad', 'De Vitoria-Norte a Estella', 'Los ramales del Vasco-Navarro. De San Prudencio a Oñate', 'De Oñate a San Prudencio', 'El ramal de Estíbaliz', 'Del Santuario de Estíbaliz a Vitoria-Norte' y 'La preservación del tren histórico del Vasco-Navarro por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao'.

Una forma muy visual y atractiva de repasar la historia de una vía ferroviaria de 143 kilómetros de longitud que unía Bergara con Estella pasando por Vitoria. El tramo Vitoria-Salinas de Léniz fue el primero en edificarse por la compañía The Anglo-Vasco-Navarro Railway Company Limited, pero el histórico ferrocarril tardó casi treinta años en bajar desde Leintz-Gatzaga (1889) a Eskoriatza (1916).

Protesta en San Prudencio

Tras años de proyectos fallidos, quiebras empresariales e incautaciones por el Estado, el tramo Gatzaga-Bergara se hizo entre los años 1914 y 1919. El tren llegaba a Eskoriatza el 4 de octubre de 1916 y tal día como ayer hace un siglo arribaba a Arrasate. Habría que esperar un año más, al 3 de septiembre de 1919 para completar el recorrido hasta Bergara. Una jornada que los oñatiarras cogieron fiesta para poder desplazarse hasta San Prudencio y reclamar al mismísimo presidente del Gobierno español, el coruñés pero diputado por Alava, Eduardo Dato, que acudía al festín inaugural, que construyera un ramal a Oñati, que felizmente se inauguraría 4 años más tarde, el 30 de septiembre de 1923, con presencia de la reina Victoria Eugenia.

Un decreto real de Alfonso XIII daba el visto bueno a la obra el 5 de junio de 1920, aprobando un anticipo a la Diputación de Gipuzkoa de 1.460.000 pesetas. Comenzaron así los sondeos del lugar y la exploración de un recorrido de por sí complicado. En agosto, los trabajos fueron adjudicados a Ángel Goitia, quien para acometerla se asoció con Javier Celaya, Justo Igartua, Miguel Emparanza y Cipriano Zufiria. Se removieron casi 50.000 metros de tierra y hubo que construir 18 canales, siete desagües, cuatro pasos a nivel y cinco puentes.

El tramo Vitoria-Estella entró en funcionamiento en 1929 y fue inaugurado con máquinas eléctricas, toda una revolución que llegaría a la línea comarcal el 20 de febrero de 1938.

Durante muchos años elVasco-Navarro fue la línea férrea de vía métrica más importante de la Península, pero en los años 60 el Estado dejó de ver razones sociales en el mantenimiento de las líneas de ferrocarril y llevó a cabo el cierre y desmantelamiento de muchas de las que consideraba deficitarias, entre ellas el 'trenico' causando un hondo malestar en la comarca y sobre todo en Oñati, que, cosas del destino, sigue teniendo que ir a San Prudencio y hacer transbordo para enlazar con las principales líneas del transporte público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos