Araotz centra la solicitud de ayudas forales para el desarrollo rural

La antigua 'nesken eskola' está en el corazón de Araotz, junto a la parroquia y el frontón, y daría servicio a araoztarras y visitantes. / MARIAN
La antigua 'nesken eskola' está en el corazón de Araotz, junto a la parroquia y el frontón, y daría servicio a araoztarras y visitantes. / MARIAN

El Ayuntamiento pide subvención para el proyecto de fonda y la red de banda ancha. También solicita a Debagoieneko Landa Garapen Elkartea contribución para una sala de ordeño y quesería en la txabola de Aldai

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Hoy se cierra el plazo para presentar proyectos que fomenten el desarrollo rural a Debagoieneko Landa Garapen Elkartea, y el Ayuntamiento ha remitido ya sus propuestas, con Araotz como gran protagonista.

Tres son las iniciativas para las que se reclamarán ayudas forales desde Oñati: la habilitación de un hostal o fonda en la antigua 'nesken-eskola' de Araotz, con bar, comedor y tres apartamentos turísticos; el proyecto para romper la 'brecha digital' existente entre el mundo urbano y el rural que extenderá la banda ancha a través de una red wifi en un buen número de caseríos de Araotz; y el tercero y único que no se desarrollará en el barrio natal de Lope de Agirre, es el acondicionamiento de una sala de ordeño y quesería en la txabola de Aldai, entre Akaitz y Artzanburu.

En el primero de los casos la inversión que se quiere acometer en dos fases, asciende a 492.000 euros, El ayuntamiento tiene ya contemplada una partida de 200.000 euros en los presupuestos de 2018 para apoyar la iniciativa promovida por los vecinos de Araotz , siempre que lleguen otras subvenciones, y más en concreto la del programa Erein, del Gobierno Vasco, que ayer precisamente abrió la convocatoria pública, y cuyo veredicto no se conocerá « hasta por los menos verano».

Próxima puerta, Erein

Los vecinos ya han estado en el Gobierno Vasco y representantes del ejecutivo han visitado también Araotz. La idea es lograr una financiación a cuatro bandas: el Consistorio, el programa Erein para la promoción y desarrollo de zonas rurales, los araoztarras y la Diputación foral, a través de Landa Garapen Agentzia.

Se trata de un proyecto de calado que busca, por un lado, ofrecer un servicio ( baños, hospedaje, comida...) en un entorno natural muy frecuentado por montañeros y escaladores. Y por otro, dinamizar un barrio que ha pasado de los 560 vecinos que tenía hace un siglo a los 53 que tiene en la actualidad, doce de ellos mayores de 80 años.

Afortunadamente mucho araoztarras que se trasladaron a la calle a vivir, siguen muy apegados al barrio y mantienen los caseríos y el entorno, y los disfrutan como punto de encuentro, descanso o recreo festivo, pero la situación es preocupante. Así para «darle más vidilla al barrio» los vecinos han decidido revitalizar el corazón del núcleo y crear una especie de fonda en la antigua 'nesken eskola'.

La idea es acondicionar un bar con comedor, servicios y un pequeño apartamento en la primera planta, y dos apartamentos turísticos más en la segunda, sobre una superficie total de 288 m2.

La antigua escuela se construyó en 1934 y estuvo en marcha hasta 1971. Debido al estado de abandono que presentaba en 2015 los vecinos vaciaron el interior en auzolan y se construyó un nuevo tejado. Ahora el objetivo es acondicionar el inmueble como un servicio para los araoztarras y para los visitantes, pero la inversión es importante y exige ayudas. De momento, ya se ha cursado la foral, presentando la propuesta a la convocatoria de Debagoineko Landa Garapen Agentzia, junto a otros dos proyectos oñatiarras de desarrollo rural: llevar internet a los lugares sin cobertura de Araotz (presupuestado en 33.000 euros), y una sala de ordeño y quesería en la txabola de Aldai (72.000 euros).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos