Antxintxiketan dice adiós el sábado a la organización de la Arrasate-Oñati

Presentación. Zilaurren, Osinaga, Moiua y Olasagasti animaron a participar el sábado.
/MARIAN
Presentación. Zilaurren, Osinaga, Moiua y Olasagasti animaron a participar el sábado. / MARIAN

Lanzan una llamada al relevo para que el cross siga vivo y pueda haber una 35 edición Desde 1982, solo ha faltado en la cartelera en 2009; Antxintxiketan decidió rescatarla, y ahora invita a otros a coger el testigo

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

El cross popular por excelencia de la comarca, la Arrasate-Oñati, vuelve a estar en la cuerda floja. El sábado se celebrará una nueva edición, la trigésimo cuarta, bajo la organización de Antxintxiketan, pero lo que ocurrirá en 2018 es una incógnita, porque el club que aceptó el reto de recuperar la prueba en 2010 lo deja, y de momento, no hay relevo.

Esa fue la noticia que acaparó la rueda de prensa de presentación de la carrera popular celebrada ayer. «Lamentamos tener que comunicar que será nuestra última Arrasate-Oñati» explicó el portavoz de Antxintxiketan, Asier Osinaga. «Durante bastantes años hemos estado organizando cuatro carreras anuales, ha sido un esfuerzo muy grande, que nos ha pasado factura, y los dos últimos años hemos tenido serias dificultades. Las circunstancias de la vida cambian, y por cuestiones laborales y familiares, ya no tenemos la estructura y la disponibilidad que teníamos al principio. En Antxintxiketan nos gusta hacer las cosas bien, y con una pena muy grande, hemos decidido centrarnos en dos pruebas: la de Corpus (que fue en torno a la cual surgimos), y la de San Silvestre. En Torreauzo, ya cedimos el testigo a Abixaran, y ahora nos hemos puesto en contacto con otros colectivos de Oñati y Arrasate para que nos den el relevo, pero no es fácil y, de momento, no hay buenas noticias. Estamos dispuestos a ayudar a quiénes se animen, pero la decisión de dejarlo es firme, la del sábado será la última carrera de Antxintxiketan como organizadora de la Arrasate Oñati» relató.

No es la primera que el cross popular se enfrenta a un adiós, de hecho estuvo un año sin celebrarse, en 2009, y fue precisamente Antxintxiketan, quien la resucitó, cambiándola de fecha, y trasladándola de mayo a octubre, después de las fiestas patronales, y a poco más de un mes de la Behobia-San Sebastián.

La prueba como tal nació en 1982 de la mano de una cuadrilla de jóvenes oñatiarras aficionados al cross y vivió su época dorada en esa década con ganadores de la talla de Diego García, los hermanos Garín, Francisco Villameriel, Joxe Apalanza o María Luisa Irizar.

En 1992, ante la amenaza de desaparición, la prueba pasó a manos del colectivo euskalzale Laixan que organizó la carrera con la colaboración de su entidad hermana arrasatearra AED, con la intención de potenciar el uso del euskera en el deporte hasta 2008.

En el 2009 Laixan anunció que lo dejaba por falta de colaboración ciudadana y el Ayuntamiento pidió ayuda a Antxintxiketan para no dejar morir la carrera, que ese año faltó a la cartelera. Antxintxiketan, que ya había rescatado también la San Silvestre primero, y el Cross de Torreauzo después, dio un paso adelante, y ha capitaneado el cross ocho años, pero este será el último.

«Nos gustaría destacar que estamos trabajando para que la carrera no se pierda, pero de momento no tenemos relevo. Ojalá pudiésemos dar la noticia de que nos vamos y el cross sigue adelante, pero a fecha de hoy no es así. Nuestro objetivo de cara al sábado es cerrar esta etapa con buen sabor de boca. Ojalá se anime la gente a correr o patinar y podamos disfrutar de una fiesta deportiva en la que siempre han primado más que las marcas, el disfrute. Aquí todos son txapeldunes» sentenció.

Las despedidas suelen servir también para ser agradecidos, y de ahí que la presentación se celebrase este año en Lana. «Hemos querido premiar la apuesta por el patrocinio de las carreras que nos ha venido prestando esta cooperativa, viniendo hoy aquí» explicó. También agradeció el apoyo de los ayuntamientos de Oñati y Arrasate, de Lurauto, que es junto Lana, el patrocinador principal, y de todos los bares y comercios de Oñati que colaboran.

El orden de intervenciones lo cerró el concejal deportes, Borja Moiua, que lamentó que se certificase la noticia del adiós de Antxintxiketan y les dio las gracias «por todo el trabajo que habéis realizado. Ojalá que haya un relevo, porque es una carrera muy especial para los oñatiarras. Todos nos acordamos de Diego García ganando aquí, y para los corredores es una cita muy especial. La historia se repite y ojalá se repita también el relevo en la organización» finalizó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos