Del Aizkorri al Himalaya, con el fin de hermanar el euskera y el idioma sherpa

Primera salida conjunta. Los jóvenes expedicionarios celebraron su primera 'quedada' en Oñati y el domingo subieron juntos a la cima de Aizkorri./
Primera salida conjunta. Los jóvenes expedicionarios celebraron su primera 'quedada' en Oñati y el domingo subieron juntos a la cima de Aizkorri.

El veterano alpinista Felipe Uriarte y 15 jóvenes de Euskal Herria dan los primeros pasos de una aventura que les llevará en octubre a Nepal

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Hacer un trekking alrededor del techo del mundo, la cordillera del Himalaya, teniendo entre 15 y 17 años, y hacerlo además con uno de los símbolos del alpinismo vasco, Felipe Uriarte, es como sacarse un doctorado en montaña. Y si eso tiene como 'leit motiv' un proyecto que aunando el fomento de la utilización del euskera y la afición a la montaña, busca estrechar los lazos entre Euskal Herria y el pueblo sherpa, y despertar la solidaridad con las lenguas minorizadas, no es de extrañar que Amaia Ugarte, Malen Osa, Igor Mugarza y Maddi Oyhagaray, los cuatro oñatiarras que participarán en la expedición 'Oxigenoa Euskarari 6.000 metrotan', tengan un sonrisa infinita.

Estos cuatro alumnos de Txantxiku Ikastola se han embarcado junto a otros once jóvenes de las siete provincias vascas en una aventura que no solo busca las cimas de Imaja Tse (o Island Peak ) de 6.189 m, y Lobuke Ri (6.119 m), además quiere hacer bueno ese dicho popular de que «el éxito es un camino, no un destino» . Y es que aunque la expedición se desarrollará en otoño (del 11 de octubre al 9 de noviembre), la cuenta atrás ya ha comenzado.

El pasado fin de semana, los jóvenes mendizales, sus progenitores, los responsables de las ikastolas y Felipe Uriarte se reunieron en el albergue de Arantzazu, en el primero de los encuentros que mantendrán los próximos meses para preparar el trekking y autogestionarlo. Llegaba el momento de conocerse, de compartir ilusiones, dudas, y planificar los próximos pasos de una aventura que no ha hecho más que arrancar, y cuya primera cima fue el domingo el Aizkorri.

«Hacia una día malísimo, pero al llegar a la cumbre se abrió un claro, que ojalá sea premonitorio del éxito del proyecto», relatan los coordinadores de Txantxiku Ikastola, a quienes la idea de Felipe les enganchó enseguida «por todo lo que engloba la expedición: solidaridad entre pueblos, apoyo a idiomas minorizados, autogestión juvenil, montañismo, expandir el euskera por el mundo... ». Además, están satisfechos de la complicidad que ha habido en el grupo en esta primera de contacto.

«La aventura comenzó a gestarse en noviembre y en el primer trimestre se ha centrado en crear los grupos de cada provincia y sus comités de apoyo», explican. La idea se la inspiró a Felipe Uriarte un sherpa del poblado de Khumjunz hablando de las similitudes entre euskera y el idioma sherpa.

Y dándole vueltas a la idea de hermanar ambos idiomas y enlazándolo con el proyecto 'Oxigenoa euskarari' que desde hace siete años 'Mendia eta Herriak' desarrolla en Llodio y la Llanada alavesa para fomentar el uso del euskera y la afición a la montaña, pensó que ese lema podría llevarse también a 6.000 metros, a la cordillera del Himalaya.

50 palabras en cada idioma

Y así, impulsando el euskera y el sherpa, los jóvenes expedicionarios deberán trabajar la necesaria financiación, la socialización del proyecto, la faceta audiovisual, el material, la comunicación... Para ello se están creando subgrupos de ayuda, una red que tejerá el camino, y sentará las bases de un trekking en el que los montañeros estarán acompañados por jóvenes sherpas con los que compartir realidades sociolingüísticas. La idea es que los guías nepalíes y los escolares vascos además de en inglés, puedan comunicarse en euskera y en sherpa. Y con ese objetivo unos y otros deberán aprender al menos 50 palabras del idioma del prójimo.

Queda mucho camino por delante, y mientras se ultima la presentación oficial de la aventura en Baigorri, todos se han puesto ya manos a la obra, porque tal y como ha insistido Uriarte, «el éxito de la expedición estará más en el camino que en la cima». El reputado alpinista y guía de montaña afincado en Oñati desde hace unos años será el capitán de la expedición. Conoce la cordillera a la perfección porque su agencia de viajes 'Mendia eta Herriak' fue pionera en organizar trekkings y ascensiones a montañas elevadas. Y por eso la infraestructura necesaria en Nepal ya está prácticamente atada, el grupo de sherpas, los alojamientos, los recorridos... Ahora toca trabajar la vertiente euskaldun, la preparación de los jóvenes montañeros, la financiación etc... con la mirada puesta ya en las cumbres de Nepal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos