Agosto estrenará parque de chorros de agua

'Ur Uhinak'. Etxeberria, Biain y Moiua, tras la presentación, en el parque de chorros de agua en obras.
'Ur Uhinak'. Etxeberria, Biain y Moiua, tras la presentación, en el parque de chorros de agua en obras. / MARIAN

El gobierno municipal anunció ayer la puesta en marcha del espacio 'Ur Uhinak' en la primera quincena

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Las obras que darán a luz el primer parque de chorros de agua del municipio y revalorizarán el paisaje de los jardines de Larraña, que concluirán la primera quincena de agosto. El alcalde Mikel Biain y la concejal de urbanismo Irati Etxeberria anunciaron ayer la próxima puesta en marcha de uno de los proyectos más esperados por niños y adolescentes.

Los calores veraniegos invitan a jugar y mojarse con el agua y ese será uno de los elementos esenciales del parque que afronta las últimas semanas de ejecución. No será la única puesta de largo prevista para el mes de agosto. Las obras para acondicionar un espacio de street skate para deportes urbanos junto al bowl de Ibarra también avanzan a buen ritmo, y con la exitosa tirolina ya a pleno rendimiento, la oferta de ocio infantil y juvenil estrenará pronto una pista de 51 metros de largo y entre 6 y 7,5 de ancho. Quarters, planters, dunas, hubbas y handrails permitirán que rollers y bikers practiquen saltos y acrobacias, completándose la zona lúdica de Ibarra con una pirámide de escalada, dos mesas de ajedrez y una de ping-pong.

Estos dos nuevos parques, la finalización de la remodelación del interior del antiguo edificio de Eteo -rebautizado como Eltzia-, las obras de accesibilidad de San Lorenzo, o el bidegorri entre Olakua y Ugarkalde que rematarán el cinturón urbano, centraron el capítulo de proyectos a los que se dará carpetazo a corto plazo en agosto. «Estamos preparando ya el nuevo curso político y hemos querido despedir el mes de julio con un balance de las actuaciones realizadas y los proyectos en cartera» explicó el primer edil en su comparecencia ante los medios.

Hechos y proyectos

En el capítulo de actuaciones ya en marcha destacaron la puesta de Herribusa, el auzotaxi, la OTA gratuita, la peatonalización de Atzeko Kale, la municipalización del servicio de limpieza viaria, o la escuela de empoderamiento.

Y para lo que queda de año, avanzaron nuevos pasos en el marco del plan de Movilidad Urbana Sostenible, entre ellos, la nueva ordenanza de 'Tráfico rodado y peatones' o los liftings urbanísticos previstos en Etxaluze y Olakua. También la presentación de los resultados del diagnóstico sobre el parque inmobiliario oñatiarra -la evolución de necesidades, los usos actuales, así como la demanda potencial de viviendas y locales en los distintos barrios, y en el casco histórico en particular-.

En otoño despegará asimismo el PGOU -el Plan General de Ordenación Urbana- con la adjudicación de la redacción y un buen número de actividades para socializar un proceso vital para la planificación del futuro urbanístico del municipio, no en vano es el principal instrumento de regulación de usos, construcciones y/o actividades. Después del verano saldrá a licitación también la redacción del plan de reordenación de Olaiturri con el objeto de iniciar las obras el 2018.

Queda un largo curso político por delante, así que centrándonos en lo inmediato, el indudable protagonista es el primer parque de chorros de agua que se pondrá en marcha en agosto. Según explicó el alcalde en la comparecencia pública, y luego a pie de obra: «a día de hoy todavía no podemos confirmar la fecha exacta, porque puede variar dependiendo de la climatología y/o las últimas certificaciones, pero la obra está muy avanzada y entra en su recta final. Nos han asegurado que el parque estará listo en la primera quincena de agosto» .

Relató que se trata de un proyecto que «va a dar mucha vida al entorno de Olakua, San Lorenzo y Ugarkalde al potenciar un espacio infrautilizado, dotarlo de un uso específico y revalorizar al mismo tiempo elementos del patrimonio etnográfico como las antiguas ruedas de molino».

Para empezar se han ganado 1.300 metros cuadrados de superficie, a costa de algunos aparcamientos y de adelgazar la calzada, pasando de los 3.600 metros cuadrados que tenía el antiguo parque, a los 4.900.

Las obras corren a cargo de Urbycolan con un presupuesto de casi 324.000 euros y giran alrededor de chorros y aros de agua pulverizada proyectados para el disfrute de la chavalería. Pero el proyecto 'Ur uhinak' diseñado por Iñigo Segurola y el equipo de Lur Paisajistak en el marco del plan 'Olaran Paisaia', es más que un parque de juegos de agua. Contempla el acondicionamiento de un espacio intergeneracional en el que además de los chorros interactivos de uso lúdico y recreativo para los más txikis, habrá mobiliario saludable para mayores y amplias zonas de recreo y esparcimiento ajardinadas.

La regeneración distingue dos áreas principales: la lúdico-acuática -hacia Ugarkalde- con tres espacios contiguos según las edades -txikis, jóvenes-adolescentes y familias- de 40, 63 y 78 metros cuadrados y unos diámetros de 7, 9 y 10 metros respectivamente, que recrearán las ondas del agua en la superficie. Y el corazón verde, con dos áreas también diferenciadas. Por un lado, un prado abierto con un recorrido saludable para ejercitarse al aire libre, y por el otro, la zona de arbolado, con seis mesas de picnic, bancos y una fuente en torno a los vetustos ejemplares existentes.

Se ha buscado «pulir un diamante en bruto y vestirlo con nuevos elementos diferenciales», y en esta línea, el área que revalorizará las piezas de molino tendrá superficie de corteza de pino, y la nueva escalinata crea un nuevo acceso al parque desde la zona baja de San Lorenzo.

En cuanto al circuito biosaludable proyectado para mayores, se compondrá de seis elementos para pies y brazos y fortalecer el movimiento de la cintura.

La zona acuática se ha instalado en la zona más soleada, la más cercana a Ugarkalde, sobre una especie de duna artificial de unos 800 metros cuadrados. Cada onda acogerá distintos modelos de chorros, cañones y vaporizadores por edades. En cada círculo habrá un sumidero central que llevará las aguas a una caseta para tratarla y reutilizarla. Para remarcar el efecto de ondas que da la identidad al proyecto habrá pequeñas montañas de forma semicircular con grafías en blanco. La cuenta atrás del parque más esperado por los txikis, ya ha comenzado.

Más

Fotos

Vídeos