Diario Vasco

El sénior busca en Zubikoa el pasaporte a la fase de ascenso a Primera Nacional

  • El hecho de que los play-offs se jueguen en casa es un revulsivo

La excelente temporada firmada por el sénior de balonmano de Liga Vasca tiene premio. El Izarraitz Aloña no pudo conquistar el título, pero la segunda plaza ha hecho que este fin de semana Zubikoa acoja la fase clasificatoria vasca a los play-offs de ascenso a Primera Nacional, así que los de Aranburu juegan en casa, y eso siempre es un plus.

El reto no es fácil porque el Urduliz, el Ford Mugarri arrasatearra y el Corazonistas, persiguen el mismo objetivo, pero el gran nivel mostrado por los oñatiarras en el campeonato anima a ser optimistas. Lograr el pasaporte a la fase de ascenso a Primera Nacional sería el mejor regalo a una temporada casi redonda. Pensar en algo más parece, en principio, excesivo, pero este equipo no para de sorprender, así que soñar es libre.

De momento, el objetivo es imponerse hoy, a las 17.45 al Urduliz en Zubikoa para estar en la final four que disputarán el equipo que gane esta semifinal, y el que resulte vencedor de la pugna entre arrasaterras y corazonistas (19.30). Mañana a partir de las 12.00 se decidirá quien obtiene el pase para los play-offs estatales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate