Diario Vasco

Decálogo para el buen uso de la bici

Decálogo. Quiere garantizar una correcta y racional convivencia entre peatones, bicis y coches.
Decálogo. Quiere garantizar una correcta y racional convivencia entre peatones, bicis y coches. / MARIAN
  • Será el paso previo a la futura ordenanza de tráfico rodado y peatones

  • El gobierno municipal quiere poner freno a los problemas de inseguridad que se generan, sobre todo en las zonas peatonales

Ligera, barata, sana y ecológica, ¿se puede pedir más? Sí, que sea segura. Y con ese objetivo el gobierno municipal junto a diferentes agentes del municipio va a consensuar un decálogo del buen uso de la bicicleta. Será el paso premio a la nueva ordenanza de 'Tráfico rodado y peatones' que en la actualidad está 'cocinando' el departamento de movilidad de la Diputación Foral para promover la utilización segura de la bici sin comerle espacio y sobre todo seguridad al peatón.

Se trata de ofrecer un modelo a los municipios para armonizar y regularizar la compatibilidad de la utilización de los espacios urbanos usados por los diversos modos de desplazamiento (vehículos, peatones, y ciclistas), simultáneamente con el uso de la bicicleta, estableciendo normas y condiciones para que dicho uso común resulte compatible y racional. Y es que si bien por parte de las administraciones públicas se fomenta el uso de la bicicleta por razones de sostenibilidad, salud... también es cierto que el uso de ésta genera problemas de inseguridad, sobre todo en zonas adaptadas para peatones. Al igual que en muchas localidades, en Oñati esta problemática está presente, sobre todo desde que se han peatonalizado las calles del casco histórico.

Según la responsable de urbanismo y servicios, Irati Etxeberria, «se trata de una realidad que se da en muchos municipios y ciudades, y además de la bicicleta, en los últimos años, se han incorporado nuevas modalidades de movilidad como patinetes, segways... y es habitual que las normativas vayan en general por detrás de las nuevas realidades. Por este motivo, en octubre del pasado año el ayuntamiento participó en unas jornadas organizadas por la Diputación de Gipuzkoa y Cristina Enea Fundazioa, al objeto de consensuar criterios y facilitar modelos de ordenanzas para garantizar una correcta convivencia entre peatones y otro tipo de usuarios, sobre todo ciclistas. De estas jornadas salió el compromiso por parte del departamento foral de movilidad, de proponer una ordenanza modelo para los municipios guipuzcoanos en enero de 2017», ha relatado.

Correcto uso y convivencia

En palabras de Etxeberria, «en primer lugar, debemos partir del hecho de que la bicicleta es un vehículo. Evidentemente, no es un vehículo cualquiera, y desde el equipo de gobierno vemos que aun cabiendo la posibilidad de la prohibición en zonas peatonales, debemos caminar hacia un correcto uso y por tanto una convivencia. Siempre dejando claro que el peatón tiene preferencia. Esta cuestión fue debatida en las sesiones del proceso participativo llevado a cabo en 2014 en el marco de la elaboración del Plan de Movilidad de Oñati», asegura la responsable de urbanismo y servicios.

Parece claro que el uso de la bici se terminará regulando en la nueva ordenanza de 'Tráfico rodado y peatones', pero Irati explica que desde el grupo municipal de EH Bildu quieren realizar «un paso previo junto a diferentes agentes locales» y «consensuar antes un decálogo del buen uso de la bicicleta». Cree que «merece la pena, puesto que esta cuestión debe estar presente en la agenda municipal y sobre todo en la de los usuarios», ha concluido diciendo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate