Diario Vasco

El sénior de balonmano se coloca líder y el regional de fútbol se estanca en la cola

Los primeros equipos de fútbol y balonmano del Aloña llevan trayectorias totalmente opuestas o contrarias esta temporada. El sénior de balonmano está cuajando una excelente campaña, y tras la victoria cosechada ante Urdaneta (24-31) se ha colocado como líder empatado a puntos con el Basauri, pero con el gol-average a favor. El Izarraitz-Muñoz lleva seis victorias, un empate y una derrota, y es con diferencia el equipo con mejor puntería de la liga vasca con 243 goles a favor, lleva 31 más que la poderosa escuadra vizcaína con la que comparte liderato.

Al regional de honor de fútbol le ocurre todo lo contrario, la ausencia del gol le está pasando factura, solo lleva tres en diez encuentros, y además todos llegaron en el mismo partido, así que en nueve confrontaciones no ha logrado ninguna diana. Sin goles no se pueden ganar partidos, y esa carga está dilapidando a los rojillos, vicecolistas del campeonato con 4 puntos, fruto de su única victoria (la lograda ante el Beti Gazte a domicilio) y un empate (en el derbi frente al Mondra en Azkoagain). Los otros ocho partidos disputados hasta la fecha han acabado en derrota, y la última ha vuelto a ser severa al sucumbir (4-0) ante el Ordizia.

En las restantes categorías del fútbol-base se jugaron 14 partidos, así que hubo resultados para todos los gustos. El primera regional (6-0 en Antzuola) y el juvenil de honor (2-1 ante el Ilintxa) tampoco anduvieron finos. Más resolutivas fueron las cadetes de honor (4-2 al Zestoa) o el infantil de primera (17-0 al Aretxabaleta). En balonmano, también hubo caras y cruces. El sénior de primera territorial, por ejemplo, se impuso al Saieko (29-15), mientras que el sénior femenino rozó su primera victoria (34-35), pero se quedó con las manos vacías ante el Zuazo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate