Diario Vasco

El mercadillo vuelve mañana a Santa Marina «por el problema» del árbol de Gernika

El mercadillo de venta ambulante de los sábados vuelve mañana a su antiguo emplazamiento en Santa Marina. Según informaron ayer desde el consistorio será un traslado «eventual» y está motivado por «el problema» del árbol de Gernika, que a partir de lunes será objeto de un 'chequeo médico' por parte del consultor en arbolado urbano Gabriel Iguíñiz.

El ayuntamiento ha decidido adjudicar a esta especialista un estudio para conocer el estado físico del pronto centenario roble, la valoración de riesgos y un plan de actuación.

La idea es que la inspección y 'chequeo' al histórico ejemplar, así como el 'parte médico' se lleven a cabo la semana que viene para saber si la caída de ramas, que de un tiempo a esta parte sufre el 'gernika oñatiarra', es fruto de simples achaques, una enfermedad más seria, o no hay nada por lo que preocuparse.

El frondoso ejemplar está junto al espacio de juego infantil del entorno del frontón descubierto, y para prevenir cualquier disgusto, el consistorio optó por la prudencia y hasta que llegue el diagnóstico, decidió mantener acordonada la zona.

Ahora da un paso más. El pasado sábado ya se trasladaron algunos puestos ambulantes al entorno del quiosco, y de cara a mañana y hasta que se solucione el tema, el gobierno municipal ha decidido llevar de nuevo el mercadillo a la plaza de Santa Marina. «Una vez recibido el informe del gernika, se tomará una decisión de actuación, lo antes posible» señalan desde urbanismo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate