Diario Vasco

La ampliación de la cantera de Gomiztegi vuelve a la palestra

Presentación. La plataforma ciudadana, en la que ejerció de portavoz el franciscano Pello Zabala, reúne a una decena de colectivos comarcales.
Presentación. La plataforma ciudadana, en la que ejerció de portavoz el franciscano Pello Zabala, reúne a una decena de colectivos comarcales.
  • La plataforma 'Arantzazu defenda dezagun' pide que se rechace doblar la explotación

  • El Ayuntamiento, que ya ha presentado alegaciones al proyecto, ofrece hoy una reunión informativa sobre las consecuencias que tendría la ampliación

La ampliación de la cantera de Gomiztegi vuelve al candelero. Catorce años después de la constitución de la plataforma '¡Salvemos Arantzazu¡' que llevó a cabo un buen número de movilizaciones, 'Aran-tzazu defenda dezagun' recoge el relevo con el objetivo de «paralizar el proyecto de ampliación del área actual de extracción de 52.300 metros cuadrados a 100.000 m2»..

El fantasma del aumento de la superficie lleva más de una década sobrevolando Gomiztegi con idas y venidas, consultas, solicitudes y modificaciones, que han mantenido alerta a los vecinos y a los ecologistas, que lamentan haber visto confirmadas sus sospechas con la exposición pública del estudio de impacto medioambiental de la obra en la delegación de minas del Gobierno Vasco.

El informe presentado por la empresa Áridos Aloña, que desde hace tres décadas explota la cantera (sucediendo en la tarea a Patricio Etxeberria, que abrió la explotación en 1961) recogerá alegaciones hasta primeros de noviembre. Esta circunstancia ha sido aprovechada por la plataforma ciudadana constituida por los vecinos de Arantzazu, los franciscanos de Arantzazu, la sección de montaña del Aloña Mendi, Eskalatzaile Taldea, Oñatiko Gaztetxea, Oñatiko Naturzaliak, Bergarako Mendia Bizirik, Bergarako Pol-Pol mendi taldea y Arrasateko Naturtzaindia taldea, para mostrar públicamente su oposición al proyecto, y solicitar al departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco que rechace duplicar la superficie de explotación de la cantera.

Bajo el lema 'Arantzazu defenda dezagun', la plataforma que ha iniciado una campaña de recogida de firmas en la web change.org, justifica su petición alegando que la cantera está ubicada en la red ecológica de áreas de conservación de la biodiversidad de la Unión Europea 'Natura 2000'. Considera que los valores paisajísticos y simbólicos de Arantzazu hacen de este enclave uno de los más referenciales no solo para los oñatiarras sino para todo el pueblo vasco, y no pueden entender que mientras las administraciones invierten en impulsar los valores de Arantzazu, a pocos kilómetros de la basílica se plantee una actuación contranatura como la ampliación de la vida y la extensión de la cantera hacia Kortakogain.

Recogida de firmas

En la presentación de la plataforma 'Arantzazu defenda dezagun' realizada el sábado junto a la sociedad del barrio, su portavoz, el franciscano Pello Zabala, desgranó las principales razones por las que se oponen al proyecto de ampliación. En primer lugar criticó que «teniendo en cuenta los esfuerzos dedicados desde el Ayuntamiento, Debagoieneko Mankomunitatea, Diputación de Gipuzkoa y Gobierno Vasco para impulsar este espacio natural, se pueda autorizar un proyecto que se contrapone a todo lo anteriormente impulsado».

Aseguró que «el área que abarcaría se situaría en la periferia del Parque Natural Aizkorri-Aratz y dentro de la Red de conservación especial Natura 2000. Por lo tanto y según la legislación medioambiental, cualquier actividad que se desarrolle en este tipo de espacios protegidos no puede transformar el medio físico o biológico de los mismos». Al hilo de esto incidió en que «si se transforma este entorno, se pondrá en peligro la biodiversidad del mismo».

Además explicó que «el polvo que genere será un importante agente contaminante de las praderas, acuíferos y flora del entorno. Y, siendo una unidad hidrogeológica con importantes acuíferos, alterará la hidrodinámica actual».

Zabala recordó a su vez que «según la ley, las canteras deben estar ubicadas por lo menos a 2 kilómetros de cualquier vivienda. Y que el proyecto de ampliación no cumple esta ley, poniendo en peligro la integridad física de vecinos y viandantes. Arantzazu se encuentra a 1,5 kilómetros de esta cantera y algunos caseríos están ubicados a una distancia entre los 100 y los 400 metros», recalcó. Habló de un «impacto brutal» teniendo en cuenta que «este entorno es uno de los enclaves paisajísticos más importantes de Euskal Herria» e insistió en que «las inversiones que las administraciones han dedicado a atraer visitantes y a impulsar los valores simbólicos de Arantzazu son completamente contradictorias a este proyecto».

«Por todo esto y porque Arantzazu es patrimonio de todos, los aquí reunidos hacemos un llamamiento abierto a proteger y defender lo que es nuestro», concluyó animando a sumarse a la campaña de recogida de firmas.

Esta tarde, reunión

El Gobierno municipal, por su parte, ha convocado para esta tarde, a las 19.00 horas, una reunión informativa abierta a todos los interesados en el salón de plenos, sobre las consecuencias que esta ampliación tendría en el entorno. «El Ayuntamiento ha presentado diversas alegaciones a las distintas fases del proyecto de ampliación en curso, tanto en el periodo de consulta en agosto de 2015, como en septiembre de este año, tras presentarse el estudio de impacto medioambiental», explicaron ayer fuentes municipales. El objetivo de la reunión es explicar los pormenores de la ampliación, sus consecuencias y aclarar las dudas de la ciudadanía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate