Diario Vasco

Eltzia se prepara para sumegirse en obras

Eltzia. El inmueble se reformará dando forma a las necesidades detectadas por los colectivos.
Eltzia. El inmueble se reformará dando forma a las necesidades detectadas por los colectivos. / MARIAN
  • Técnicos del ayuntamiento, de la constructora y la arquitecta concretaron el lunes los detalles de la obra y el cronograma

  • Moyua iniciará el día 31 la esperada reforma arquitectónica con un presupuesto de 393.000 euros

Las obras de remodelación del interior del antiguo edificio de Eteo, rebautizado como Eltzia, ya tienen fecha de inicio: el 31 de octubre. La reunión que técnicos del ayuntamiento, representantes de la constructora y la arquitecta del proyecto, tuvieron el lunes para cerrar los detalles de la esperada reforma arquitectónica, concretó el cronograma final y los plazos, con una buena noticia para los actuales y futuros usuarios del vivero de cultura, arte, creatividad y dinamización vecinal.

Moyua, la constructora que va a llevar a cabo las obras ha rebajado el plazo de ejecución, de seis a cuatro meses. Eso si, la reforma se ejecutará en su integridad, no por fases, así que los 'eltzekides' deberán apurar las labores de mudanza a la tercera planta del antiguo inmueble universitario, que es la única que no será rehabilitada.

La cuenta atrás se ha disparado, y en Lagun Leku, por ejemplo, preparan ya la fiesta de despedida de su actual sede social. Tras la obra, los jubilados del barrio se emplazarán en la planta principal, y la gestión del nuevo bar saldrá a concurso. Comenzarán una nueva etapa tras su nacimiento en el seno del proceso participativo Eltzia.

En cuanto a las cifras de la intervención arquitectónica, 393.000 euros será finalmente la inversión municipal. El Ayuntamiento ha adjudicado a Construcciones Moyua el 'lifting' del interior del antiguo edificio universitario, tras rebajar en 48.000 euros el precio base de licitación, y presentar la mejor oferta económica de las cinco empresas que concurrieron al proceso.

El paso por el quirófano municipal llega en un excelente momento de salud para el vivero de cultura, arte, creatividad y dinamización vecinal gestado en el marco del proceso participativo Eltzia, que ya funciona como una gestora independiente.

La mayoría de los futuros usuarios han convivido en el edificio desde que empezó a tomar forma Eltzia, pero otros colectivos, como Oñatz, esperan al reordenamiento arquitectónico para poder trasladarse de su emplazamiento actual y dar un gran salto cualitativo en lo que a instalaciones se refiere. No obstante, todos los inquilinos, no solamente los nuevos, notarán una mejora sustanciosa en el servicio comunitario, al reordenarse y reformarse todo el interior del inmueble y hacerse además dando forma a las necesidades detectadas entre los colectivos que desarrollan, o que lo harán tras la obra su actividad en los 4.000 metros cuadrados que dispone el edificio que acogió la primera facultad oñatiarra de Mondragon Unibertsitatea.

El tetris de cinco grandes piezas o movimientos que el Ayuntamiento encomendó encajar a la arquitecta Izaskun Legastisti en el gran puzzle que era Eteo, tendrá su intervención más rompedora en la planta principal. El actual claustro será el corazón del edificio, la zona de comunicación y encuentro de todos los colectivos. Un 'topaleku' diáfano y acogedor que estará separado del área verde y el resto del claustro (propiedad del departamento de educación del Gobierno Vasco).

A esta misma planta principal, a la antigua zona de recepción de la universidad, se trasladará el bar, que tendrá acceso lateral independiente por una nueva entrada y pasará a ser un servicio para todos los usuarios del laboratorio artístico y cultural. Junto a él se ubicará la sede de los jubilados del barrio Lagun leku, que tendrá acceso al recinto hostelero, que en la actualidad dinamiza, pero no se encargará de la gestión, que saldrá a concurso público, como ocurre con la taberna del polideportivo.

Adecuarse a las necesidades

Las antiguas aulas de esta planta, en el brazo que da a Ugarkalde, se reconvertirán en seis salas con suelo especial para los movimientos encuadrados dentro de 'Gorputz Eltzia', leáse Oñatz Dantza Taldea (que tendrá un peso específico importante), Irazan Antzerki Taldea, o talleres de yoga y baile, así como al txoko familiar de Txantxiki.

La planta sótano del edificio acogerá por un lado, el espacio para la música (los locales de ensayo de grupos de rock) que ya está condicionado y en marcha con entrada independiente. Y por otro, una amplia zona de almacenes para todos los colectivos, talleres (grupo de costura, Txirrinka y Ortuzabala) y vestuarios y servicios.

La segunda planta se destinará a los movimientos de creación (Sormen Eltzia), desde Ilunpetan Argazki Taldea, a talleres de pintura, cerámica, talla o relacionados con el mundo audiovisual. También se emplazarán en este piso los colectivos englobados en 'Herri Mugimenduak': Bertso Eskola, Acesma, Sare, Naturzaliak o la Cruz Roja... En toda esta planta habrá salas de reuniones, oficinas y talleres, adaptables a la actividad de cada colectivo.

El gobierno municipal siempre ha hablado de «acondicionar el edificio, no de acometer obras faraónicas. Y en esta línea en el proyecto arquitectónico se ha primado la necesidad de los grupos y la optimización de los recursos existentes atendiendo a las necesidades detectadas y cumpliendo las normativas de seguridad y accesibilidad», aseguran.

Las obras escribirán el último capítulo de un proceso participativo dinamizado por Bagara la pasada legislatura. Las fases de socialización y radiografía canalizaron y dibujaron las demandas y posibilidades existentes en el mastodóntico edificio, luego se abordó la definición de las mismas, y tras redactarse el diseño arquitectónico, se dio luz verde también a un modelo de autogestión comunitaria.

Desde el Ayuntamiento defienden que Eltzia «no será ni exclusivo de nadie, ni excluyente» y que todos los espacios se han concebido como «multifuncionales, para atender a variopintas necesidades y adaptarse a las que pudieran surgir en un futuro». El acceso se gestionará con llaves-tarjeta que tendrán privilegios para un uso compartido de las zonas comunes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate