Diario Vasco

De la tamborrada más emotiva a las sokamuturras

Tamborrada en Oñati.
Tamborrada en Oñati. / Fotos: Marian
  • El golpeo de palillos, el recuerdo a su labor y los aplausos pusieron el corazón en un puño a familiares y amigos

  • La familia de Pedro Mari Igartua recibió el cariño de la fiesta, a la que tantas horas dedicó

El rataplán más emotivo elevó la medianoche del miércoles el redoble de los tambores al cielo. La organización de la tamborrada, el Ayuntamiento y la banda rindieron un pequeño homenaje póstumo a Pedro Mari Igartua, en agradecimiento a su labor. Las palabras de Jabi Agirre y el bertso de Iñaki Olalde pusieron el corazón en un puño no solo a familiares y amigos, también a tamborreros, barrileros, músicos... y a sus compañeros de comisión durante muchos años.

Con un tributo también a la anterior organización empezó precisamente 'Akelena' su intervención. Desgranó luego el gran número de frentes en los que Pedro Mari trabajó por el pueblo: las secciones de pelota y baloncesto del Aloña, la banda, el Haurren Eguna. y cómo no, la tamborrada.

Tras el bertso y la intervención del alcalde, la familia de Igartua recibió emocionada un tambor grabado que dio paso a la 'Marcha de San Migel' más emotiva. Era el capítulo final de una fiesta con medio siglo de historia que repitió el guión festivo, pero que tuvo otro protagonista de excepción: Enrike Zelaia, que se estrenó como tambor mayor, recogiendo el relevo de Angel Egaña y no paró de recibir felicitaciones. Junto a él, dantzaris, tamborreros y tamborreras, cantineras, barrileros y barrileras, abanderadas, gastadores y cocineros atronaron las calles en un multitudinario desfile que recuperó la carroza de los cocineros.

Ayer, en la festividad del patrón, que fue trasladado a la parroquia acompañado por los txistularis y ediles del PNV, los niños disfrutaron de los castillos hinchables, juegos y atracciones del parque infantil, mientras las melodías de la Banda hacían las delicias de los melómanos en los jardines de Lazarraga.

Otro punto de interés fue el parque de aventuras para gaztetxos instalado en las inmediaciones de la Universidad, y en especial el paint-ball y la tirolina montada desde el campanario. La chavalería estaba emocionadísima.

Al atardecer la música y el folklore se erigieron en protagonistas con los animados pasacalles de Oñatz y el hombre orquesta Philippe Menard. El único punto negro fue la suspensión por lesión de Mendizabal III de los partidos de pelota profesional. Una lástima tras los esfuerzos realizados por el Aloña, que anunció que devolverá el dinero de las entradas en el club.

Matinal taurina

Hoy, la bixamona de San Miguel viene marcada por las primeras sokamuturras, que se celebrarán únicamente por la mañana, ya que a la tarde arrancará el montaje de la gran cita del día, el concierto de Doctor Deseo. Los toros se celebrarán además únicamente en la plaza porque la Alhondiga y Atzeko Kale siguen sumergidos en obras, y se ha descartado definitivamente su apertura.

Tras las primeras carreras y recortes delante de los astados, el protagonismo pasará a las jotas de Voces Navarras en los jardines de Lazarraga. Por la tarde, 'pilota- bazkaria' en el mercado y las finales del campeonato local en el frontón de la plaza.

En lo musical, los valencianos Arcana Has Soul inundarán de melodías e instrumentos Atzeko Kale, mientras el rock de Txipitu, Harakiri y Herdoil campa en las txosnas. El plato fuerte llegará a las 23.00 con Doctor Deseo. El mítico grupo bilbaíno, con 30 años de trayectoria, ha despertado expectación y el lleno está asegurado. Es una banda de culto que se ha forjado una reputación con una fuerte puesta en escena y letras y sonidos ácidos. Hoy aterriza en Oñati en la gira de presentación de su decimoquinto álbum 'Igual y diferente. Una mirada distinta'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate