Diario Vasco
Fiel a una tradición que ha cumplido 15 años, el txantxiku se descolgó desde la 'kanpantorre' hasta las txosnas y descorchó la alegría.
Fiel a una tradición que ha cumplido 15 años, el txantxiku se descolgó desde la 'kanpantorre' hasta las txosnas y descorchó la alegría. / MARIAN

El txantxiku descorcha la fiesta

  • Buen tiempo y mejor ambiente presidieron ayer el pistoletazo de salida a los sanmigeles

  • Hoy, música, tradición, citas infantiles y para adolescentes, folklore con Oñatz y Aukeran, y un estreno de cine

El veranillo de San Miguel no quiso perderse ayer su anual cita con el txantxiku y se convirtió en invitado de honor del definitivo despegue festivo. Oñati está ya plenamente sumergida en fiestas. Tras el txupinazo de rigor, el txantxiku se descolgó desde la 'kanpantorre' a las txosnas ante una lluvia de aplausos de jóvenes y adultos que abarrotaron la avenida de la Universidad. El descorche de las primeras botellas de champán de dantzaris y tamborreros que ya calentaban motores, concurridos brindis y una degustación de pintxos, dieron paso a la disko festa en la plaza y a la txaranga Urolatarrak en las txosnas.

Los más «txikis» fueron, no obstante, los primeros en disfrutar de los sanmigeles con el espectáculo infantil 'Buala' de Txaloka. Extrovertidos y divertidos cocineros pusieron en práctica todos sus conocimientos y artimañas para conseguir crear el postre más dulce con la implicación del público.

Mientras los más mayores dosificaban fuerzas para afrontar la medianoche de los tambores y hacer frente a una juerga que para muchos se habrá prolongado hasta esta mañana (con la tradicional foto de gaupaseros en las txosnas y chocolatada), los más txikis intentaban estirar al máximo la visita a las barracas, su paraíso particular.

Hoy, festividad de San Miguel, los espacios para niños y adolescentes, la música, el cine y el deporte acaparan la actualidad tras la primera gran noche. El programa despertará a las 9.00 horas con la preceptiva diana de la Banda de Txistularis, y proseguirá a las 11.00, en Txopekua con el campeonato local de tiro al plato. La misa mayor concelebrada dará comienzo a las 12.00, tras el traslado de la imagen del patrón oñatiarra del ayuntamiento a la parroquia.

A esa misma hora arrancará el pasacalles a cargo de la Banda de Música, y a partir de las 13.00 horas el concierto de esta misma agrupación en los soportales del Ayuntamiento. Los músicos oñatiarras interpretarán piezas de Refice, Ibarrondo, Gerswin y Vangelis entre otros.

Niños y gaztetxos

Mientras los mayores disfrutan de melodías clásicas, los más 'txikis' podrán pasárselo en grande en el Parque Infantil acondicionado en Etxaluze. De 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas, castillos hinchables, ludoteca, trenecito y diversiones varias mantendrán entretenida a la chavalería.

Los 'gaztetxos' (mayores de 12 años) tendrán a su vez oportunidad de liberar adrenalina con un menú festivo diseñado por ellos mismos en los talleres de dinamización del gazteleku. La gran novedad es el paint-ball. El parque de la universidad, acogerá un espacio acotado de aventura. «La empresa que lo monta traerá buzos especiales para que los participantes no se manchen con las bolas de pintura que se disparan, pero el calzado queda al descubierto, así que mejor que las zapatillas de deporte no sean nuevas por si a caso» han advertido desde el servicio de juventud.

Otra de la citas matinales para adolescentes será el 'Cluedo', una versión en vivo del popular juego de búsqueda del asesino en el que se resuelven misterios siguiendo diversas pistas ocultas en distintos puntos del municipio. Tras tantas emociones, la comida popular organizada en las txosnas ( 14.00) supondrá un pequeño descanso, antes de disfrutar de la tirolina. El éxito de esta actividad de aventura el año pasado, ha hecho que se repita el trepidante descenso desde el campanario, con la novedad de que se repartirán tickets (gratuitos) con los turnos para evitar colas.

Durante la tarde de 15.30 a 18.30 horas, también habrá talleres y juegos en el entorno de las txosnas para prevenir los consumos de alcohol y drogas con Ailaket, y Zubikoa acogerá competiciones de 'Fútbol-burbuja'.

Pelota, folklore y cine

Una de las sorpresas de última hora de la programación es que la pelota profesional vuelve hoy (17.00 horas) a Oñati recuperando una antigua tradición festiva. El Aloña y la empresa Aspe han apostado por Zubikoa como sede de las primeras previas para el campeonato cuatro y medio. Y, pese a que la baja de última hora de Elezkano por un mal de manos ha obligado a suspender uno de los partidos, los pelotazales no pueden quejarse porque el encuentro de la jaula ha sido sustituido por otro por parejas de más tirón entre Jaka-Rezusta y Ugalde-Barriola.

Si se mantiene como se había anunciado la cita entre Jaunarena y el antzuolarra Mendizabal III, que lucharán por conseguir el pase a la final que dilucidará la última plaza para el cuatro y medio del cuadro de Aspe. Al lesionarse Elezkano, Jaka, que iba a ser rival de Danel hoy en Zubikoa, ha pasado ya directamente a la final y jugará ante el ganador del partido oñatiarra.

La solidaridad también estará presente en la programación festiva con un acto de bienvenida a los refugiados en las txosnas.

En cuanto a los espectáculos y citas musicales, Oñatz Dantza Taldea ambientará las calles de 18.00 a 20.00 horas con una exhibición de folklore euskaldun que arrancará en Portu Kale, mientras el hombre orquesta Philippe Menard inunda de ritmos Atzeko kale a partir de las 19.30 horas. El polifacético músico francés toca la guitarra, armónica y semibatería, además de cantar.

Por la noche, doble cita. Por una lado, el estreno de la película '2057. Odisea bat kanposantuan' (22.30 en las txosnas), y por otro el espectáculo 'Fusion' de Aukeran (23.00 en la plaza).

La compañía de danza que dirige Edu Muruamendiaraz, da un paso más en su paso por mezclar la danza tradicional con la contemporánea, fusionando ritmos y sonidos del folklore vasco y mundial.

En cuanto a la precuela del filme rodado hace 13 años en Oñati, no necesita presentación, tras el exitoso pre-estreno celebrado el día 17 en Santa Ana Antzokia.

Arthur Mann (Andoni Inza) e Isam (Imanol Aranburu) vuelven a las andadas trece años después de su psicodélica aventura viajando a su infancia y a los orígenes de su amistad de la mano de Aetz Larrea y Etxahun Lizarralde, alter ego infantiles de los protagonistas.

Si hace trece años la producción casera, además de tejer amistades y alimentar pasiones por el séptimo arte, permitió disfrutar de las entretelas del cine a gente muy dispar, este verano todas esas sensaciones se han multiplicado, tanto por el formato (largometraje) como por el plantel.

Alrededor de doscientas personas, entre técnicos, actores y figurantes oñatiarras han dado vida a la comedia que dirige Kepa Aranburu que hoy se estrena en plenos sanmigeles.

Temas