Diario Vasco

La Fundación Ulma caldea la previa festiva con Kalakan y Amaia Txintxurreta

  • El grupo cooperativo celebra su 55 aniversario poniendo de manifiesto su compromiso con el euskera con una marcha por el bidegorri

El trío de Iparralde Kalakan y la marchosa cantante y DJ oñatiarra Amaia Txintxurreta, pondrán hoy el toque musical a la fiesta que en torno al 55 aniversario del Grupo Ulma y el proyecto sociocultural 'Bidegorriak euskararentzat' han organizado la Fundación Ulma y el equipo de motivación del euskera del grupo cooperativo.

Ulma y Oñati celebran más de medio siglo de historia en común poniendo de manifiesto su compromiso con el euskera. «Con 'Bidegorriak euskararentzat' queremos reivindicar es que el euskera necesita su propio espacio, como cada idioma necesita su lugar. Y Ulma quiere hacer esa aportación a nivel laboral, utilizando el euskera cada vez más en el trabajo», han explicado.

Es un proyecto de todo un año que basa su discurso en la ecología linguística y que hoy se viste de fiesta. Así, a las 16.30 horas, trabajadores, jubilados, escolares de sexto de Primaria, y todos lo que quieran sumarse a la caravana de compromiso con el euskera, atravesarán los negocios de Ulma recorriendo el trayecto del bidegorri, desde el negocio de Polimero, en Zubillaga, hasta la plaza de Oñati, donde colgarán murales, mientras la DJ Amaia Txintxurreta anima a mover el esqueleto a jóvenes y adultos.

La traca final será el concierto, con entrada gratuita, pero aforo limitado, que Kalakan ofrecerá a las 22.00 en la parroquia de San Miguel Arcángel con la participación de Oñatz y Ganbara Abesbatza.

Kalakan, se ha hecho un nombre en el panorama musical euskaldun. Percusión y voz, ritmo y melodía son la base de una apuesta minimalista, con una constante búsqueda de emoción. Exploran el repertorio tradicional vasco con la delicadeza de un redescubrimiento, simple y curioso, desde las raíces hasta hoy, que conquistó a toda una reina del pop como Madonna, que les fichó para su gira mundial. Thiery Biscary, Xan Errotabehere y Jamixel Bereau fusionarán el vigor de sus voces, con la potencia de sus tambores, la magia de la txalaparta y la sutileza de la flauta.