Diario Vasco

«El pueblo ha estado vacío y el hotel lleno»

Andrés Guasch, director del hotel Unzaga Plaza de Eibar, el único alojamiento que existe en la localidad, confirma la mayor presencia de turismo extranjero que está consiguiendo atraer nuestra comarca. «Hemos atendido a grupos de polacos y rusos», destaca. Se ha producido una fuerte llegada de turistas, especialmente de otras comunidades autónomas. El porcentaje medio de ocupación alcanzado este verano ha sido del 96%, lo que significa todo un logro para este establecimiento hotelero, situado en un municipio cuya principal fuente de ingresos no ha sido nunca el sector turístico. «El pueblo ha estado vacío y el hotel lleno», afirma Guasch sobre el éxodo vacacional que siempre se da en la localidad, con la salida de eibarreses y el número de pernoctaciones en el hotel, para disfrutar, especialmente, de las potencialidades costeras que tienen nuestra comarca y el País Vasco.

El pasado año, el hotel eibarrés consiguió un nuevo récord de reservas. Si en el 2014 se registraron 35.000 pernoctaciones en el hotel, el pasado año subieron a 40.000 personas, con lo que este año se espera también una cifra similar o superior. Según comenta Andrés Guasch, «podría parecer que es una cantidad similar a la del año pasado, lo que ocurre es que no hay mucho más margen de mejora ya que no hay más plazas disponibles. Se podrían conseguir incrementos superiores si tuviéramos más espacio». Entre las causas de ese incremento de afluencia, según analiza Guasch, está el trabajo «con el que se trata de dar a conocer a los touroperadores los aspectos más atractivos de la ciudad. Entre ellos hemos de destacar la ubicación como punto de partida para los circuitos del País Vasco, ya que el hotel está en un sitio envidiable y es algo que se debe explotar».