Diario Vasco

La 'vuelta al cole' más solidaria

Cartel. Instantánea con la que la asociación de ayuda a los refugiados presenta la campaña.
Cartel. Instantánea con la que la asociación de ayuda a los refugiados presenta la campaña. / HOTZ
  • Hotz recolecta mochilas con material escolar y prendas para los niños refugiados

  • La campaña 'Irrifuxiatuak' se desarrollará en todos los colegios y la sede de la ONG Hermansoloña hasta el 16 de septiembre

Ayudar a sacarles una sonrisa a los niños de los campamentos de refugiados en Grecia. Ese es el objetivo principal de la campaña 'Irrifuxiatuak' que Hotz Oñati ha puesto en marcha en colaboración con todos los centros escolares y Hermansoloña.

Aprovechando la 'vuelta el cole' y la compra de mochilas, animan a los escolares y sus familias a donar los bolsos en desuso. «Así podrás compartir algo tuyo con otro niños igual que tú pero que lo ha perdido todo al dejar su ciudad escapando de la guerra», explican. Solicitan que «a ser posible» la mochila incluya dos pares de calcetines y un par de braguitas o calzoncillos nuevos, dos libros de colores o libretas para escribir (según la edad), un estuche con pinturas y lápices, y alguna prenda de abrigo (guantes, gorro, bufanda...) «También sería bonito incorporar algún juguete pequeño o algún dibujo que alegre al niño que lo reciba», explican.

Hotz recomienda identificar las mochilas por género (para saber si la ropa interior que lleva es masculina o femenina) y la edad para poder repartirlas adecuadamente. La campaña se cerrará el 16 de septiembre, puesto que el cargamento saldrá a Grecia el día 22 a través de la ONG Dandelion. La entrega de material puede realizarse ya en todos los centros escolares o en la sede de Hermansoloña en Bidebarrieta.

Crisis con rostro de niño

Lamentablemente la crisis de los refugiados no ha acabado, ni mucho menos, y en demasiadas ocasiones tiene rostro de niño. Porque ellos son los más vulnerables y a ellos les está afectando de una manera más dramática. Así que con el objeto de tratar de fomentar valores de solidaridad entre los pequeños oñatiarras, y animar a los que se encuentran en tierra de nadie después de huir del infierno de la guerra o de otras razones de fuerza mayor, Hotz ha propuesto una 'vuelta al cole' solidaria.

Lo cierto es que la plataforma ciudadana surgida hace medio año, está desarrollando numerosas iniciativas dirigidas a paliar la injusta y difícil situación que viven los refugiados, y está muy agradecida de la cantidad de oñatiarras que están contribuyendo en las distintas campañas humanitarias.

Además, Hotz ha trenzado una operativa red solidaria con otros grupos. Colabora por ejemplo con la iniciativa 'Zaporeak', promovida por Intxaurrondoko Gastronomia Elkartea, que trabaja con voluntarios en la isla griega de Chíos alimentando diariamente a una media de 1.600 personas. Este agosto, sin ir más lejos, dos oñatiarras (Jon Soba y Maddi Txintxurreta) han estado trabajando 'in situ' en el proyecto aprovechando sus vacaciones, y Hotz ha colaborado con la asociación con material y aportaciones económicas.

Se ha involucrado asimismo en el proyecto 'Himaya' que trabaja directamente en Grecia con voluntarios que ayudan a los refugiados en situaciones especialmente difíciles (embarazadas, mujeres con niños pequeños, enfermos...) a acceder a pisos de alquiler. Actualmente 46 oñatiarras están colaborando con este programa con una cuota mensual de 1 euro (12 anuales).

Hay muchas formas de ayudar y Hotz las intenta acercar a los ciudadanos para que cada cual aporte su granito de arena en la medida de sus posibilidades. Las mochilas abren junto al pintxo-pote de mañana, el curso solidario oñatiarra.