El largo camino hacia la Musika Etxea

Cierre cautelar, sede provisional, traslado, permuta, reconstrucción... Estas y más palabras rondan entorno al antiguo Aprendices, ahora Juanito Arzamendi Musika Eskola, y lo han hecho durante décadas junto a Arrasate Musikal, principal perjudicado en esta historia. Un mes antes de cumplir lo 68 años, y tras hundirse el suelo de la primera planta, el emblemático edificio fue clausurado a expensas del informe técnico, que un mes más tarde determinó que requería urgentes reparaciones para evitar su colapso. Esto ocurría entre septiembre y octubre de 2007.

Mientras tanto, Arrasate Musikal se instalaba en el palacio Monterrón con carácter provisional, y donde hoy por hoy todavía continúa su andadura musical. Tres años de provisionalidad que se convirtieron en una década. Un total de 40 años en la que Arrasate Musikal no ha tenido una sede con instalaciones apropiadas para albergar al menos medio millar de alumnos.

Hace poco más de un año, la vieja Escuela de Aprendices, fue devuelta al pueblo, después de que SPRI permutara su titularidad al ayuntamiento a cambio de una parcela en la zona industrial de Zalduspe. Esto dio paso al plan para rehabilitar el edificio. La futura Musika Etxea conservará únicamente las paredes del edificio, que albergará unas modernas instalaciones diseñadas por LKS. Con la licitación de la rehabilitación esperan adjudicar las obras antes de final de año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos