Kaldearte, para embelesarse como un niño

Los espectáculos callejeros han dejado a muchos boquiabiertos. / BLANCA CASTILLO
Los espectáculos callejeros han dejado a muchos boquiabiertos. / BLANCA CASTILLO

Decenas de espectáculos de arte callejero están animando Vitoria a lo largo de tres días

A. AZKORRETA VITORIA.

Kaldearte está concebido para convertir el entorno urbano en un continuo de espectáculo; una sucesión de exhibiciones para que cualquier paseante 'pierda' el tiempo y acabe con la sensación de haber encontrado algo: la ilusión de un niño. Merece la pena dejarse embelesar por las propuestas de un festival masivo, que este viernes abrió tres días de arte callejero con la instalación de la artista Irantzu Lekue. La vitoriana, la primera de 38 compañías y grupos diferentes, desplegó 6.000 papeletas pintadas a modo de aves que de alguna forma portan los sueños que todos tenemos. Ilusión y magia que seguirán abriendo hoy los ojos de los ciudadanos.

Resulta complicado seleccionar un espectáculo concreto del programa de Kaldearte, puesto que todos tienen un sentido o un público al que van dirigidos. Pero, a riesgo de ser injusto y dejarse en el tintero alguna convocatoria, uno de los platos fuertes ha sido la actuación de D'irque et Fien en la zona del kiosco de La Florida con 'Sol bemol'. Los belgas convencieron con un número de circo que mezcló acrobacia, humor y música. Con este espectáculo, Dirk y Fien recibieron el primer premio del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid el año pasado.

'Sodade'

Otra de las citas imprescindibles de este Kaldearte se desarrolló en la plaza de la Virgen Blanca, donde los franceses de Cirque Rouages representaron 'Sodade', un montaje avalado por más de un centenar de representaciones por todo el mundo. El espectáculo tiene un planteamiento simple: dos grandes ruedas situadas a considerable altura unidas por un cable sobre el que los artistas hacen sus movimientos y acrobacias. Con el añadido de representar una fábula en la que la música en vivo ayuda a comprender el sentimiento del exiliado, de la nostalgia.

El programa de Kaldearte continuó durante la madrugada de ayer, como lo hará hoy. Es la hora a la que le toca actuar al alavés Juanjo Monago con 'El mundo por montera' en el jardín de la secuoya (calle Magdalena, junto a Urkide, a medianoche).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos