UDA y el hospital San Juan de Dios ponen su mirada en el proyecto 'Youth in Europe'

Uno de los grupos de trabajo, reunidos en una sala del hospital SanJuan de Dios. /  JOXEBI
Uno de los grupos de trabajo, reunidos en una sala del hospital SanJuan de Dios. / JOXEBI

Aretxabaleta y Eskoriatza se comprometen en la evaluación de los perfiles de hábitos de consumo de la población adolescente

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

El próximo miércoles a las 18.00 se celebrará en Arkupe una reunión con los padres de jugadores de la UDA para explicar cual es el momento actual del proyecto U@DA y las líneas futuras a trabajar.

Desde que en julio del año pasado, la Sociedad Deportiva UDA y el Hospital San Juan de Dios acordaron el proyecto para realizar la prevención de la sociedad deportiva, ya han ido dando pasos en esta dirección. Hace unos meses se informó sobre este proyecto para entender el papel de los pacientes en el programa de trabajo y ahora se sabe la labor que el equipo del hospital ha optado por ese modelo de trabajo. El consumo de sustancias de abuso en una realidad que preocupa en esta comarca, como en otras.

Un miembro del equipo que lleva a cabo este programa apunta que «cuando nos platearon este reto, lo primero que hicimos fue conocer lo que en la actualidad se estaba haciendo, primero en prevención y después en el abordaje y tratamiento de aquellos adolescentes que quieren dejar el consumo. El primer punto de referencia que consideramos fue el proyecto 'Youth in Iceland', jóvenes en Islandia, un modelo de trabajo que a finales de los noventa surge para dar respuesta a la realidad de consumo de alcohol y otras sustancias que afectaba a los jóvenes islandeses. La primera clave de su éxito es que cada dos años, 'Youth in Iceland' realiza un 'mapeo' en todas las escuelas del país con el que recaban información sobre sexo, condiciones económicas, características del hogar, absentismo escolar, pautas de consumo y problemas emocionales. Es muy importante saber, tener información real, unos datos objetivos que nos permitan hacer un análisis de la realidad que vive el valle en cuanto al consumo de sustancias.

Jon Sígfusson, director del Centro Islandés para la Investigación y el Análisis Social, responsable de 'Youth in Iceland', y asesor del programa 'Youth in Europe', afirma que lo primero es tener una información fiable, y a partir de ahí, tomar decisiones».

El modelo islandés

Al igual que en el modelo islandés, parten de la información que obtienen pasando seis escalas a todos los adolescentes de la sociedad deportiva UDA, como señala otro miembro del equipo, que matiza «en un primer momento iba a ser así, todos los chicos y chicas entre 12 y 16 años de UDA, pero el año pasado, El Hospital San Juan de Dios firmó un acuerdo con los ayuntamientos de Aretxabaleta y Eskoriatza, por el que, durante un periodo de cuatro años, nos hacemos cargo de la prevención de todos los alumnos de 2º de DBH de ambas localidades. Este acuerdo nos permitía incorporar a un número importante de adolescentes que no practicaban deporte en la Sociedad deportiva UDA. La situación era que conocíamos la realidad en todo 2º de DBH de ambas localidades, teníamos una información significativa de chicos y chicas de 3º y 4º de DBH. Y en ese momento surgió la pregunta ¿y si pudiésemos pasar las escala a todos los alumnos de 2º, 3º y 4º de DBH de Aretxabaleta y Eskoriatza?. Los alcaldes de ambas localidades, en una reunión mantenida con ellos, toman la decisión de impulsar esa posibilidad y se comprometen a insistir, si es necesario, para que todos los alumnos de 3º y 4º de DBH sean evaluados con estas escalas».

Para el grupo de trabajo éste es un punto de inflexión importante porque desde ambos ayuntamientos toman la decisión de querer saber, y ya no es lo que opinan unos u otros, sino los resultados de haber evaluado a toda la población entre 12 y 16 años como añade este responsable. «Los números hablan por sí solos, 609 chicos y chicas de ambos municipios van a ser evaluados, y además, en los próximos dos años, otros 285, que son los estudiantes que ahora tienen 10 y 11 años, y que en algún momento pasarán por 2º de DBH. De los 1144 chicos y chicas que hay en ambos municipios entre 10 y 18 años, 894 van a estar evaluados en dos años. Este es el punto interesante de la decisión tomada por ambos alcaldes, saber realmente lo que pasa en el valle».

Proyecto ambicioso

El proyecto es muy interesante y ambicioso como lo explica otro miembro del equipo. «Es muy bonito, pero también muy realista. Durante estos meses que llevamos trabajando con los deportistas del UDA hemos podido trabajar todos juntos. En todas las sesiones realizadas, hemos participado no solo técnicos, pacientes del hospital y chavales, sino también personas de la junta directiva, entrenadores y cómo no, padres. Hemos aprendido que con la colaboración de todos, tanto ayuntamientos, colegios e ikastolas y sobre todo las familias podremos obtener una foto real del estado actual de nuestro valle. Aunque no nos guste la foto que obtengamos, es el primer paso para actuar y dar una respuesta al problema».

Con el proyecto 'Youth in Europe', el modelo islandés se implementa a nivel europeo. Los vínculos entre las familias y la escuela se fortalecieron a través de las organizaciones de padres que, por ley tenían que establecerse en cada escuela junto con consejos escolares con representantes de éstos. Gudberg K. Jonsson, investigador del Laboratorio de Comportamiento Humano de la Universidad de Islandia y el mayor conocedor del programa 'Youth in Iceland' afirma que «los jóvenes que pasaban más tiempo con sus familias, participaban actividades deportivas y salían poco por la noche, eran los que tenían los porcentajes de consumo más bajos. A los padres les explicaron que eran el principal actor preventivo para sus hijos, en consecuencia debían pasar más tiempo con ellos, y apoyarlos. Todo esto no se pudo hacer de un día a otro, pero lo consiguieron».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos