El bus eléctrico de Vitoria saldrá a concurso a principios de 2018

Simulación de la parada de El Boulevard./
Simulación de la parada de El Boulevard.

El Gobierno Vasco, la Diputación de Álava y el Ayuntamiento anuncian que el presupuesto del contrato será de 42,8 millones de euros

IOSU CUETO VITORIA.

La implantación del 'bus exprés' de Vitoria saldrá a concurso «a principios del próximo año» por un importe máximo de 42.850.00 euros. Como se preveía, la línea tendrá 10 kilómetros de recorrido y 24 paradas en la actual línea Periférica de Tuvisa, la más utilizada de la ciudad con unos tres millones de usuarios al año. Así lo anunciaron ayer la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, en una comparecencia celebrada en el Artium. El nuevo medio de transporte entrará en funcionamiento a lo largo de 2019.

El servicio se prestará mediante siete autobuses de 18 metros (como los articulados de Tuvisa) y otros seis de 12 metros (como los convencionales) que tendrán un carril exclusivo y prioridad semafórica. Los urbanos funcionarán mediante un sistema de carga rápida que llenará sus baterías en 5 minutos, lo que les permitirá dar una vuelta completa al 'anillo' de la Periférica, que abarca catorce barrios de la ciudad.

Los dos puntos de carga mediante pantógrafo invertido estarán en las marquesinas de El Boulevard y Mendizorroza, que serán las más grandes de la red. Todos los andenes serán muy similares a los del tranvía. Los detalles fueron explicados por Cristina López, la directora del proyecto dentro del ente público vasco Euskal Trenbide Sarea (ETS). Al igual que en el metro ligero, los usuarios deberán validar antes de subir al vehículo y, una vez dentro, tocar un sensor para que se abra la puerta al bajar.

La consejera Tapia indicó que el servicio será explotado por Tuvisa y que la factura de la implantación del también conocido como 'bus exprés' estará liderada por el Gobierno Vasco, que aportará el 65% de la financiación. La Diputación y el Ayuntamiento aportarán el 35% restante a partes iguales. Tapia recalcó que impulsar el vehículo eléctrico en Euskadi «será un medio de mejora de la eficiencia energética en el transporte y un elemento impulsor de nuevas oportunidades de negocio en el tejido industrial vasco».

Ramiro González se centró en que el BEI «es un ejemplo de colaboración entre instituciones» en favor de la movilidad sostenible. «Esta ciudad ya es un modelo de transporte avanzado y este será un paso más. Esa movilidad se consigue con desplazamientos a pie y en bici, pero también con el tranvía y el autobús eléctrico», subrayó.

El alcalde, Gorka Urtaran, celebró que gracias al 'bus exprés' «mejoraremos de forma cualitativa y cuantitativa la conexión interna entre nada menos que catorce barrios». El alcalde dijo que «un 40% de la población tendrá cerca este sistema, que conectará con lugares como el hospital Txagorritxu, la estación de autobuses, el Gobierno Vasco o Mendizorroza». El regidor dijo que, por todo ello, el proyecto «tendrá una rentabilidad social muy elevada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos