El División de Honor se deja remontar un 2-0

Ander volvió a marcar, es su quinto gol de la temporada. /  JOXEBI
Ander volvió a marcar, es su quinto gol de la temporada. / JOXEBI

J. R. ARETXABALETA.

Los aficionados de la UDA se frotaban los ojos al finalizar el partido del División de Hono Regional ante el Amaikak Bat, porque no podían creerse aún que un partido que se había puesto muy de cara en el minuto 17, con un 2-0, se acabara perdiendo 2-3. El 1-0 lo marcó Zaitegi en el minuto 10, y el 2-0 Ander. El Amaikak Bat acortó distancias, y a continuación se anuló un gol por dudoso fuera de juego a Zaitegi. Se lesionó en el tobillo este mismo jugador y tuvo que ser sustituido por Iosu en el minuto 56.

Se pueden buscar muchas respuestas al porqué se produjo esta circunstancia. Y para valorarlo hay que ver como se desarrolló el encuentro. Con un 2-0, hay que pausar el balón, ser más inteligentes porque tienes el marcador muy favorable y es el rival el que tiene que arriesgar para marcar. Por lo que a partir de ahí se puede generar algún contragolpe para aumentar el marcador. Quizás sea algo que hay que trabajar más. Saber como manejar un partido que te pones por delante claramente en el marcador. El equipo tiene calidad de sobra para ganar a cualquier rival en esta categoría. Pero para ello tienen que salir al campo mentalizados, con tensión para estar al cien por cien durante todo el partido, y con la fe en creer que son capaces de todo. Porque como han comentado varios entrenadores que han pasado por Ibarra, la UDA tiene mucha calidad. Pero en estos últimos partidos la tensión está pudiendo con los jugadores. Hay que templarla y jugar como se sabe.

Está claro que los goles del Amaikak Bat llegaron en momentos clave. El 2-1 poco antes de retirarse a los vestuarios en el descanso, y los dos goles en tan solo 5 minutos tras la reanudación, marcaron sin duda el devenir del resultado final. Los jugadores atxabaltarras se dejaron sorprender en esos 5 minutos tras el descanso, porque salieron quizás sin tensión, excesivamente relajados. No cabe otra posible respuesta.

Como señalaba tras el partido el entrenador de la UDA, Iñigo Velez de Mendizabal, «con el 2-0 nos equivocamos. Fallamos a la hora de controlar el partido. Con el 2-3 tuvieron una ocasión para meternos el 2-4. Estábamos en el minuto 56 y había tiempo para reaccionar, pero el equipo no generó peligro. Hay que marcar en la primera parte y aguantar en la segunda».

El próximo fin de semana toca desplazarse a Tolosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos