Ni un cielo encapotado arruga a los dantzaris

Ni un cielo encapotado arruga a los dantzaris

Cerca de 250 niños y niñas de ocho grupos de baile participan en el Dantzari Txiki Eguna

EL DIARIO VASCOAntzuola

Un cielo encapotado no impidió este domingo a cerca de 250 niños y niñas, así como a un centenar de acompañantes entre txistularis y monitores, disfrutar del Dantzari Txiki Eguna de Antzuola, donde se dieron cita ocho grupos de baile: Korosti de Legazpi, Lore Gazteak y Txikitxu de Arrasate, Oñatz de Oñati, Urrats de Soraluze, Leizarra de Aretxabaleta, Irrintzi de Zumarraga –presente por primera vez en Antzuola– y el representante local Oinarin, el más nutrido con alrededor de 150 dantzaris.

Unas gotas de agua recibieron la llegada de los distintos grupos, que comenzó hacia las diez y media de la mañana. Debido a la lluvia, los responsables del Oinarin, organizador de la fiesta, dudaron hasta el último momento sobre la conveniencia de iniciar la kalejira. Un paréntesis ayudó a dar el visto bueno, respetado por la meteorología durante varias horas.

Completada la parte inicial del programa, el patio de la escuela albergó el primero de los dos actos centrales, en el que las niñas bailaron la esku dantza, la arku dantza y la makil dantza. Los niños tomaron el relevo con tres piezas: banakoa, jorrai dantza y txankarranko. A continuación, todos juntos interpretaron gorulari, ikurrin dantza, txulalai, zazpi jauzi y el agurra de despedida. Por la tarde, los dantzari txikis volvieron a inundar las calles, con numeroso público presente.

Fotos

Vídeos