La subida ciclista popular a Basalgo cumple hoy treinta y cinco ediciones

Basalgo. Participantes en la pasada edición de una subida que persigue crear afición.
Basalgo. Participantes en la pasada edición de una subida que persigue crear afición. / L.Z.E.

Inscripción hasta la partida al mediodía, en el cruce junto a la empresa Itesa

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Las fiestas de Santiago en Basalgo tienen como referente la subida ciclista hasta el barrio bergarés y desde hace unos años han impulsado el carácter más popular de este encuentro deportivo, que esta mañana cumple treinta y cinco años de vida.

La cita con carácter de promoción quiere impulsar la participación y lanzan la invitación para que tomen parte todos los aficionados a la bicicleta de entre 7 y 18 años.

La carrera se desarrollará esta mañana y la inscripción se formaliza poco antes de partir. Hay que acudir con la bici, casco y las piernas frescas para a cubrir un trayecto de 2,25 kilómetros en los que se supera un desnivel de 175 metros.

El pelotón tomará la salida a las 12.00 horas junto al cruce de Itesa en la carretera a Elgeta, y justamente en el aparcamiento de esta empresa se formalizarán las inscripciones desde las 11.00 horas.

Desde la escuela local de ciclismo de Lokatza, que asume la organización técnica, animan a tomar parte a todos aquéllos que tienen gusto por las dos ruedas.

Comida con bertsolaris

El programa oficial de las fiestas de Santiago arrancó ayer con el volteo de campanas, cohetes y la colocación del tradicional chopo a las 18.30 horas, y el primer encuentro en la fecha de la festividad llega, hoy, a las 11.00 horas, con la misa en la capilla y sobre, las 12.30 horas, un lunch para cuando ya habrán llegado los ciclistas al barrio.

A las 13.00 horas, ocuparán la plaza los bertsolaris Anjel Mari Peñagarikano y Aitor Mendiluze, para seguir con una romería hasta la hora de la comida, a las 14.30 horas. Será un bertso bazkaria que contará con los dos bertsolaris y trikitixa.

Para mañana a las 12.30 horas programan otra misa, y tras el oficio juegos infantiles y lunch. La comida será a las 14.30 horas para los jubilados y la comisión de fiestas.

Estas fiestas son la excusa perfecta para visitar la ermita de Basalgo. Construida en una sola nave, tiene por su exterior aspecto de caserío; en su interior destaca el retablo barroco, con la imagen del santo, de estilo gótico, presidiendo el templo.

Ante la distancia que separaba a los feligreses de este barrio rural con la iglesia parroquial de Santa Marina, en 1832 esta ermita se erigió como parroquia. Como apunta la crónica histórica, «levantaron una casa aneja a la misma para la vivienda del sacerdote. El conde de Oñati les dio la madera de pino para hacer el pavimento del coro y para cubrir la bovedilla. Tuvieron que pagar cada uno de los vecinos con 10 fanegas de trigo y 8 de maíz a los maestros de la obra, terminando de pagar estas obras en 1851».

Fotos

Vídeos