Los servicios sociales gestionaron 2.300.000 euros durante 2016

Comparecencia. Los ediles Ander Alberdi y Mari Carmen Barrenechea junto a Xabier Legorburu./MIGURA
Comparecencia. Los ediles Ander Alberdi y Mari Carmen Barrenechea junto a Xabier Legorburu. / MIGURA

Bienestar social atendió, en distintos niveles de competencia, a 9.593 personas en ese periodo. 139.000 euros se dedicaron a ayudas directas para casos de emergencia social

JUAN A. MIGURABERGARA.

Los servicios sociales municipales presentaron el informe de actividad de 2016 en el que pormenorizan su labor, gestiones y destinos de las ayudas y colaboraciones que prestan. «Los datos que facilitamos permiten hacer un radiografía de Bergara y los bergareses», apuntó la concejal socialista responsable del área, Mari Carmen Barrenechea, que estuvo acompañada por el edil jeltzale Ander Alberdi, y el director técnico de los servicios, Xabier Legorburu.

Este último destacó que el volumen de personas atendidas fue de 9.593. «Hay que destacar que ha cambiado la forma de entrar en contacto con los servicios. Ha ganado peso el teléfono y el correo electrónico respecto a la relación presencial». En cuanto al origen de los demandantes un 72,77% de las gestiones son con personas de Euskal Herria y un 27,23% del Estado, con predominio femenino de un 55% frente al 45% masculino.

De la actividad a distintos niveles del departamento se tramitaron 1.756 expedientes, cifra similar a 2010 e inferior al pico que tuvo lugar con 2.238 expedientes en 2013.

Entre las grandes áreas que trabajan están la tercera edad, la dependencia, las ayudas económicas y prestaciones directas, la prevención de consumos y malos tratos, la igualdad, la familia, el empleo y la colaboración con entidades centradas en la atención social y la cooperación internacional.

En términos absolutos durante el pasado año se dedicaron 2.300.000 euros a estos servicios, que supusieron un 10.39% del presupuesto del ejercicio. En 2017, como destacó el concejal Alberdi, sin cerrar la liquidación, estaban previstos 2.478.523 euros (11,08%). «En el presupuesto de 2018 por lo menos se plantea una inversión equivalente a la 2017».

De los 2,3 millones de euros de 2016 el 49,99% se orientó a la tercera edad en el centro de día, atención domiciliaria, Mizpirualde y otros, un 15,33% a la promoción del empleo, y el 11,42% a variedad de programas y ayudas directas.

El 78% del gastos se cubre desde las arcas municipales, y el resto a través de Diputación de Gipuzkoa, Gobierno Vasco, y otros recursos.

En el caso concreto de la ayudas de emergencia social, que entre otros capítulos contemplan ayudas para el alquiler de viviendas, para gasto corriente de los pisos, o gastos de primera necesidad, se destinaron en 138.954 euros, de los que se beneficiaron 145 personas repartidas en algo menos de cien unidades familiares.

De esa inversión social el 77,5% corresponde a recursos propios y el 22,5% procede del Gobierno Vasco.

En cuanto al origen de los beneficiarios en este capítulo el 53% corresponde a inmigrantes y el 47% a estatales, y en relación al sexo el 51,5% son mujeres y un 48,5% hombres.

En relación a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), una ayuda social que se gestiona a través de Lanbide, en el municipio un 2,13% de los vecinos dispusieron en 2016 de ese recurso, mientras la media guipuzcoana es del 2,11%, y la de Euskadi 2,93%. El número de perceptores fue de 315 personas.

El trabajo de los siete profesionales que atienden los servicios sociales, cinco técnicos y dos administrativos, centra el foco de atención en un municipio con la siguientes características, que describió Alberdi: una población de 14.731 habitantes, con 50,31% de hombres y y 49,6% de mujeres, y un porcentaje del 23,37% que han alcanzado la tercera edad, un total de 3.443 vecinos. En el epígrafe de la emigración 7,38% son de nacionalidad extranjera. Repartidos según la procedencia, 433 de América del Sur y Central, 236 del norte de África, 212 de Europa y 150 de Asia.

El objetivo de hacer públicos estos datos sobre la actividad y uso en 2016, más que ofrecer cifras pretende, como destacó Barrenechea, «hacer visibles los recursos que dispone y trabaja el Ayuntamiento para responder a las necesidades. Nuestra responsabilidad es mejorar la calidad de vida de estas personas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos