Seminarixoa es el nombre elegido para la nueva sala de usos múltiples

Seminarixoa. Vista de la sala poco antes de montar el graderío retráctil antes del verano. /  MIGURA
Seminarixoa. Vista de la sala poco antes de montar el graderío retráctil antes del verano. / MIGURA

Han concurrido un total de 42 propuestas, presentadas por dieciséis concursantes, para bautizar la sala La comisión de Cultura se ha decantado por la propuesta de Aitor Moraza

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Seminarixoa es la denominación elegida para señalar a la sala de múltiples usos culturales que ultima sus obras en la antigua iglesia de los jesuitas y después de los dominicos en el Real Seminario. La comisión de Cultura se decantó por esta propuesta presentada por Aitor Moraza tras analizar las 42 que han tomado parte en el concurso público para bautizar el espacio al que han concurrido un total de 16 personas.

La elección de la comisión ha destacado que han apoyado Seminarixoa por ser un término de la toponimia local de uso popular que ubica, describe perfectamente y une a una tradición el nuevo recinto, además de estar recogido el sustantivo en el diccionario general de Euskaltzaindia y en el del 'euskalki' bergarés.

Moraza como ganador del concurso se llevará de premio dos bonos para todas las propuestas que se programen durante 2018 en este recinto, y un premio idéntico sorteado entre los participantes en el concurso que ha correspondido a Mañole Ezenarro.

Hoy visitas a la sala

El Ayuntamiento ha organizado dos visitas para hoy para dar a conocer Seminarixoa, que está a punto de concluir las labores en la antigua iglesia. En cada visita podrán asistir 30 personas. Las visitas se realizarán la primera a las 16.30 y otra a las 17.30, con una duración de 45 minutos, y el punto de encuentro será la entrada del Real Seminario.

Todas aquellas personas interesadas en conocer la fase final de Seminarixoa deberán inscribirse llamando al Servicio de Cultura (943 779159) o a kultura@bergara.eus. Tendrán ocasión de conocer el espacio, que tiene prevista la apertura a mediados de diciembre.

Dos años

El espacio multicultural inició su ejecución a finales de 2015 sobre un proyecto encargado por el anterior gobierno municipal, y ha sufrido algunas demoras. La mayor parte de la obra civil se ha ejecutado sobre un presupuesto de 1,1 millones de euros por la empresa Amenabar. A los equipamientos se han dedicado otros 1,2 millones de euros de los que la mayor parte están realizados. Otro gasto de algo más de 0,3 millones de euros ha sido el de infraestructuras de tomas de agua y un transformador eléctrico con el que se ha conectado en la Plaza Ariznoa. Estas cifras dan un presupuesto global de 2,6 millones de euros. El proyecto de adecuación de la iglesia en sala de usos culturales está firmado por el arquitecto bergarés Jon Muniategiandikoetxea del estudio de arquitectos Vaumm.

Fotos

Vídeos