Mucho sabor mahonero en la academia de los 'sabios' Jakiunde

Jakiunde. El elgetarra Marcaide, junto a los jakitunak bergareses Gallastegi, Ugalde y Lazkano acompañados de Lete y Elkoro.
/MIGURA
Jakiunde. El elgetarra Marcaide, junto a los jakitunak bergareses Gallastegi, Ugalde y Lazkano acompañados de Lete y Elkoro. / MIGURA

El viernes ingresaron como miembros de honor los exrectores de la UPV, Iñaki Gorizelaia, y de la UPNA, Julio Lafuente Son académicos Retegi, Ugalde, Gallastegi y Lazkano, y la sede está en la Torre Olaso

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Con el salón de la Torre Olaso a rebosar de 'jakitunak', el presidente de Jakiunde, Academia de la Ciencias, Artes y Letras, el bergarés Jesús Mari Ugalde daba inició el viernes a la asamblea ordinaria de décimo aniversario de las constitución de este punto de encuentro multidisciplinar que desde la excelencia de sus integrantes persigue la mejora social.

Reconocía Ugalde que en esta década de existencia ya son una institución conocida y reconocida. «Somos una bonita cuadrilla que, tras superar la fase de desconfianza, se ha ganado el respeto como grupo académico que demuestra ser socialmente activo».

La academia tiene una innegable vocación de acción a nivel de toda Euskal Herria como demuestra la procedencia o ámbito laboral de sus 84 integrantes, y una perspectiva abierta a todas las formas del saber, pero también mucho sabor bergarés desde sus orígenes.

Se impulsó su creación desde Eusko Ikaskuntza/Sociedad de Estudios Vascos cuando ésta estaba presidida por Javier Retegi. Nació en un acto institucional el 25 de octubre de 2007 en la Diputación Foral de Gipuzkoa con Ibarretxe y Olano en la representación política, y el físico Pedro Miguel Etxenike, en la académica, como primer presidente.

Después del primer quinquenio creció el peso mahonero. Bajo la presidencia de Etxenike -ahora ocupa el título honorífico- y con vicepresidencia de la economista bergaresa Mari Carmen Gallastegi, se decidió en 2011 trasladar a Bergara la sede como un enganche a la tradición investigadora de la villa, con el Real Seminario y la presencia de la Uned. En aquel momento entre los ocho miembros de la mesa de electos en la dirección, además, se encontraban Javier Retegi y el químico Jesús Mari Ugalde, que desde abril de 2012 asumió la presidencia de la academia.

A la terna de 'jakitunak' se sumaba en el capítulo del pasado año el pintor y profesor Jesús Mari Lazkano.

Tres de los cuatro naturales de la villa asistieron este viernes a la asamblea ordinaria, donde posaron junto al astrónomo elgetarra Jon Marcaide Osoro, además de la alcaldesa Elena Lete, y José Luis Elkoro, en representación de la Fundación Olaso.

Tras la bienvenida de Ugalde, llegó la incorporación como miembros de honor del exrector de la EHU /UPV, Iñaki Gorizelaia, y del exrector de la UPNA/NUP, Julio Lafuente. Se suman a las lista de otros tres exrectores y los siete rectores de las universidades en territorio vasco.

Acto seguido, a puerta cerrada, abrieron la asamblea que además de analizar la década de existencia y los nuevos retos, propuso el ingreso como académicos electos de tres nuevos nombres: Humberto Bustince Sola (Ujué, 1958), catedrático de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad Pública de Navarra-UPNA/NUP y profesor honorario de la Universidad de Nottingham; Helena Matute (Bilbao, 1960), catedrática de Psicología Experimental en la Universidad de Deusto (Bilbao) y directora del Laboratorio de Psicología Experimental de dicha universidad; y Ander Gurrutxaga Abad (Barakaldo, 1956) catedrático de Sociología en la Universidad del País Vasco.

Tres diferentes perfiles que refuerzan el carácter multidisciplinar de Jakiunde. El ingreso definitivo se efectuará en el pleno que la academia realizará, el próximo mes de abril, en una de las siete universidades emplazadas en la CAV y Navarra. En esta ocasión será en la Universidad de Mondragón.

La academia realiza investigaciones, estudios, informes y dictámenes de especial importancia, colabora en proyectos culturales, participa en debates científicos y en los foros académicos estatales e internacionales. Además organiza cursos, conferencias, definiendo el contenido científico y artístico de proyectos. También se reúnen en sesiones plenarias para refrendar el trabajo de las comisiones especializadas de académicos y expertos en sus áreas.

Persigue estimular el intercambio de saberes entre las ciencias, las artes y las letras, así como fomentar la libertad de investigación y creación. «El conocimiento es el elemento tractor del progreso social. Las actividades son de índole exclusivamente intelectual y académica, basadas en la reflexión, ajenas a tendencias circunstanciales y guiadas por el espíritu crítico».

Las líneas de trabajo abiertas son Jakin-mina y Topaketak, para alumnos de cuarto de ESO, y Desafíos/Erronkak que mira a la sociedad en general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos