Dos premios a la empresa Ekolber por su actividad en desarrollo sostenible

Premio. Miguel Ángel Sánchez (última fila, en el centro) durante el acto de entrega de accésit./
Premio. Miguel Ángel Sánchez (última fila, en el centro) durante el acto de entrega de accésit.

Distinción autonómica y accésit estatal, y en noviembre competirá en Viena | Es una compañía creada en 2015, a partir del semillero del programa Urrats Bat del instituto Altuna, para desarrollos en base a colágeno

JUAN A. MIGURA BERGARA.

La empresa Ekolber SL, creada a partir de un programa Urrats Bat del instituto Miguel Altuna, ha sido reconocida con el primer premio de los galardones europeos EBAE (European Bussiness Awards for the Environment) de empresa por el medio ambiente, en la sección de la comunidad autónoma, y ha logrado también un áccesit a nivel estatal. En noviembre tomará parte en la competición a nivel continental que tendrá lugar en Viena. «Ahora queda luchar por el premio europeo que se celebrará en noviembre de este año. Parte del jurado del estatal ha reconocido que la candidatura de Ekolber cuenta con alguna posibilidad», apunta desde su administración, Fernando Alonso.

Ekolber, ingeniería del plástico y caucho de colágeno, fue creada en octubre de 2015 después de muchos años de investigación y desarrollo de un nuevo material, el caucho termoplástico de colágeno.

Este material «es obtenido a partir de residuos ganaderos ricos en colágeno como piel de vacuno, principalmente, y es capaz de incorporar desechos de otras actividades industriales evitando que vayan al vertedero o a incineradora. Caso de pelos, lana, plumas, lodos papeleros, café, serrín, compost, cáscaras de huevos, y otros, que se transforman como los plásticos y los cauchos», destacan desde Ekolber, que logra bioplásticos 100% biodegradables, compostables y reciclables. «Es un claro exponente de la economía circular. La tecnología está protegida con patente internacional».

La variedad de productos a los que aplicar su materia prima toca sectores tan variados como los biosanitario, farmacéutico, papelería, embalajes, alimentación, construcción, o el agrícola, donde centran ahora mismo sus esfuerzos, destaca Alonso. «Estamos en pleno desarrollo de productos biodegradables para el sector agrícola como acolchados, rafias, elementos de sujeción o macetas para invernaderos. Materiales que sustituyen a los tradicionales plásticos, y que una vez dejan de cumplir sus funciones se degradan de forma natural».

Del Altuna, al mundo

La compañía instalada en Amillaga, adquirió personalidad jurídica en 2015 después de dar los primeros pasos desde 2013 en el proyecto de vivero del instituto Miguel Altuna en el marco del programa Urrats Bat, para el lanzamiento de una idea en la que trabajaban desde 2006. Fundada por el profesor de química de este centro Jesús Ollokiegi, más los alumnos de la época Miguel Angel Sanchez Montero, Mikel Lasa, Pedro Mari Belintxon, y la última incorporación a la gestión de Fernando Alonso. Son los cinco socios de un proyecto que hoy en día cuenta también como investigadores con un doctorando y un becado por la Diputación de Gipuzkoa.

Los premios EBAE se celebran todos los años y reconocen la labor que hacen las empresas por el medio ambiente. Ekolber ha sido premiada en la categoría de proceso para el desarrollo sostenible, dentro de una convocatoria que incluye cuatro categorías principales: gestión para el desarrollo sostenible, producto y/o servicio en este área, proceso para ese desarrollo sostenible y cooperación empresarial internacional con criterio de sostenibilidad, y la categoría especial empresa y biodiversidad.

Dos recepciones con premio

El accésit a nivel estatal fue recogido el pasado 5 de junio por el director de proyectos de la empresa, Miguel Ángel Sánchez Montero, de manos del Rey Felipe VI, que personalmente expresó «curiosidad y admiración por la singularidad del proyecto de Ekolber, y lo complejo que a priori parece desarrollar estas nuevas aplicaciones», recuerda el propio Sánchez.

El acto también contó con la presencia de la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que estaba ya en funciones, Isabel García Tejerina, y el resto de galardonados.

A la edición estatal concurrieron 78 candidaturas de sectores de actividad de la economía como el energético, alimentario, industrial, los servicios y consumo, entre otros, y con un destacada representación de empresas que prestan soluciones innovadoras para la economía circular donde se mueve la compañía Ekolber.

Cinco días antes, el 31 de mayo, el director de proyectos también recogió la distinción a nivel de Euskadi en un acto desarrollado en el Kursaal de Donostia y presidido por el consejero y la viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola y Elena Moreno, respectivamente, y el diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio.

Temas

Bergara

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos