Un parking subterráneo en el patio del Seminario, proyecto estrella para 2018

Presentación. La alcaldesa Lete y los ediles Alberdi y Barrenechea, junto a la traductora a lenguaje de signos./
Presentación. La alcaldesa Lete y los ediles Alberdi y Barrenechea, junto a la traductora a lenguaje de signos.

El gobierno plantea subir la inversión un 71% en el presupuesto del próximo añoLos criterios del proyecto presupuestario son, para PNV y PSE, responder a las necesidades, la calidad de vida y el bienestar

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Las cuentas municipales del gobierno, integrado por PNV y PSE, para 2018 que fueron presentadas ayer contemplan una partida de 1.400.000 euros para desarrollar la construcción de un parking subterráneo en el patio del Real Seminario. «La falta de aparcamiento es sin ninguna duda una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía como lo hemos detectado a través del buzón del ciudadano, en las entradas del registro y en varias reuniones», apuntó la alcaldesa, Elena Lete. En la comparecencia estuvo acompañada del edil Ander Alberdi y la socia socialista de los jeltzales Mari Carmen Barrenechea, junto a una traductora a lenguaje de signos.

Destacó que ante este reto presupuestario el consistorio planteará solicitar un crédito de 1.120.000 euros para ejecutar el proyecto, y un plan financiero para su abono. «El próximo año se pondrá en marcha la redacción del proyecto y la ejecución. Ocupará algo más de mitad del patio y no su totalidad porque hacia el instituto Altuna pasa un gran colector».

Por definición, plantean el proyecto de presupuesto del próximo ejercicio como «expansivo. El gasto sube un 11% hasta 24.857.039 de euros, y las inversiones reales pasan de 3 a 5,2 millones de euros, con una subida del 71%».

La relación de asignaciones presupuestarias adelantadas contempla, entre otras, una partida de 150.000 euros para solventar el problema de aforos de la piscina durante el verano en forma de parque acuático recreativo infantil. Un proyecto que nace del concurso de ideas que lanzó el consistorio y al que concurrieron 23 iniciativas.

Con la mira puesta en mejorar la accesibilidad, han previsto realizar y ejecutar el proyecto para unir la vía urbana con las nuevas instalaciones de Miguel Altuna antes del siguiente curso con una dotación de 250.000 euros, destinados principalmente a conectar el bidegorri con el centro escolar.

De otra parte, el Ayuntamiento, «aún no siendo dueño de los terrenos desprendidos junto al antiguo trazado ferroviario en Bolu, destinará 370.000 euros a arreglar la zona del desprendimiento», señaló la alcaldesa, que también anunciaba los primeros pasos en 2018 del Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) como una ventanilla única en las relaciones entre ciudadano y administración local. Para iniciar este proceso dedicarán 50.000 euros.

Para los barrios se han previsto inversiones que no se detallaron, al igual que en el centro, como el cambio de acera de Bidekurutzeta, y en el alto de Martoko, o la renovación de marquesinas en varios puntos. Vinculada de forma directa con el sector primario una partida de 20.000 euros para potenciar Oxirondoko Azoka.

En bienestar social repetirán la asignación del presupuesto de este año, con la creación de nuevos programas. «Se fortalecerá el de protección de menores, y comenzará a ofrecerse servicio dirigido a las personas en riesgo de exclusión. Además se implementará un servicio para sordos, de traducción de comunicaciones del Ayuntamiento al lenguaje de signos».

El cine parece que llegará a Seminarixoa, «dedicaremos una partida de 80.000 euros para concluir el equipamiento como cine de la nueva sala de usos culturales y disponer del uso como sala de cine para septiembre».

Labegaraieta y Arrizuriaga

En el capítulo de puertas a tocar en busca de financiación, incluyen el plan para recuperar Arrizuriaga, tanto el palacio como el parque, con una partida contemplada de 1,1 millones de euros pero supeditada a «una subvención de 900.000 euros solicitada al Ministerio de Fomento por el concepto de las obras del Tren de Alta Velocidad».

Los proyectos hasta ahora planteados, más la participación en la iniciativa Euskaraldia para fortalecer el idioma, y otros objetivos, se presentaron ayer tarde a la oposición, EH Bildu e Irabazi, con el objetivo de «abrir un plazo de un mes para el trabajo conjunto, ya que los presupuestos se aprobarán en el pleno del 29 de enero».

El gobierno destacó «este año se ha puesto en marcha el proceso 2018rako Aurrekontuak Zabaltzen prozesua. Mediante el mismo, todos los trabajadores municipales, basándose en el profundo conocimiento de su área, han hecho importantes aportaciones a estos presupuestos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos