La música inunda el programa cultural de Mizpirualde

J.A.M. BERGARA.

Mizpirualde celebra la semana de los mayores dedicada tanto a los residentes como a sus familiares y a los vecinos que quieran participar en los actos. Uno de los objetivos es abrir el centro a los bergareses.

Mizpirualde es un servicio asistencial que en los últimos años está centrado en la atención a los mayores dependientes, mientras que para los autónomos, se buscan fórmulas como pisos tutelados o asistencia domiciliaria.

La semana cultural tiene lugar del 13 al 18 de noviembre. El lunes abren con una doble actuación, a las 17.00 horas una protagonizada por un grupo de familiares y amigos de los residentes, y desde las 18.15 horas concierto con los grupos de cuerda y violín de Musika Eskola.

El martes, 14 de noviembre, ritmo por sevillanas para abrir boca desde las 17.00 horas con el grupo Aire Andaluz, y desde las 18.15 horas concierto con el coro infantil y la orquesta de acordeones de Musika Eskola.

El miércoles el grupo Mendizahar de Zumarraga a partir de las 17.00 horas presenta una actuación con el protagonismo para las jotas. La formación está integrada por voluntarios de Nagusilan.

A las 18,15 horas la actuación de los grupos de saxo y clarinete de Musika Eskola.

El jueves será el momento de disfrutar del teatro con la representación a partir de las 17.00 horas de 'Comunicado de muerte' a cargo del grupo Banarte, y a partir de las 18.15 horas, el concierto de los grupos de txistularis, percusión y guitarra de la academia local.

El viernes, a partir de las 17.00, una sesión de musicoterapia, y desde las 18.15 horas, los dantzaris del grupo Moisés Aspiazu.

La despedida llega el sábado 18 de noviembre con sabor a fiesta. A las 11.45 horas, una misa con acompañamiento coral, y a partir de las 13.00 horas, la comida y se cerrará con un animado baile.

La apuesta de Nagusilan

En Mizpirualde junto a empleados y familiares, tiene peso el papel del voluntariado de acompañamiento que propone Nagusilan, que tienen las puertas abiertas a incorporaciones. El colectivo a nivel territorial dispone de casi un millar de voluntarios. Es una propuesta nacida en 1995 con implantación en una treintena de pueblos. Es una asociación de ayuda a los mayores más necesitados, «no tiene adscripción política ni religiosa. Es una forma de colaborar con los demás».

Fotos

Vídeos