En marcha los trabajos para eliminar el 'embudo' de la calle Alkabieta

Alkabieta. El pedazo del jardín de Manso ya ha desaparecido para iniciar la urbanización.
Alkabieta. El pedazo del jardín de Manso ya ha desaparecido para iniciar la urbanización. / MIGURA

Además de ensanchar el paso, las labores mejorarán la iluminación en la zona. Los trabajos, con un plazo de ejecución de tres meses, se han adjudicado a la empresa Morga por 67.337 euros

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Los primeros pasos para eliminar el estrechamiento en Alkabieta que provocaban uno de los extremos del jardín de Manso y el seto de las viviendas del otro lado se dieron la pasada semana por una máquina excavadora que se ha comido los cerca de 50 m2 que sobresalían del jardín hacia la calzada.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha la ejecución de una muy vieja aspiración de los vecinos de la zona que se encontraban con el problema de compatibilizar en ese punto el paso de peatones, un tramo muy transitado, con la salida de vehículos hacia la calle Urdangarin.

El anterior gobierno municipal de Jaione Isazelaia, en los últimos días de su mandato el verano de 2015, escrituró el acuerdo con la familia propietaria del jardín con el que adquiría el pedazo de 42,15 m2 por 10.670 euros en la intersección de Alkabieta con Urdangarin.

Desde esa fecha el 'embudo' ha estado a la espera de la actuación pública que se ha concretado a partir del 19 de julio con la puesta en marcha de la labores por la empresa Asfaltados y Construcciones Morga SL, que ha procedido a retirar el vallado y eliminar el pedazo ajardinado. La empresa se ha adjudicado el proyecto por 67.337 euros, y tiene un plazo de ejecución de tres meses.

Además de ensanchar la carretera, se sustituirán las cuatro farolas ubicadas entre los número 3 y 5 de Alkabieta por el modelo predominante en calle que es el denominado Fernando VII, y sustitución de la luminaria por tecnología LED.

Las obras mantienen por el momento cerrado el paso de manera que no circulan vehículos ni peatones por ese punto. Los viandantes tienen como alternativa el recorrido paralelo de Boni Laskurain, mientras que los coches procedentes de la zona del ambulatorio o de Doctor Fleming deben salir por Alkabieta hacia el camposanto, en el sentido inverso al habitual del tramo. Junto con Doctor Fleming se crea una rotonda en la manzana de viviendas que permite también el acceso en vehículo hasta el ambulatorio.

Las únicas excepciones son la desaparición temporal de la parada del Herribusa que se ha trasladado junto a la panadería Mizpildi en Matxiategi, y los movimientos de camiones de recogida selectiva y otros que al no poder pasar por la estrecha Fleming, siguen accediendo en el sentido habitual por Alkabieta.

Fotos

Vídeos