En marcha la cuenta atrás del Miguel Altuna

Calendario. La comunidad escolar y local tras activar el contador para llegar a 'Kaixo Miguel Altuna'./
Calendario. La comunidad escolar y local tras activar el contador para llegar a 'Kaixo Miguel Altuna'.

Septiembre de 2018 es el objetivo propuesto para iniciar la actividad formativa en el nuevo centroCon una inversión cercana a los 8 millones de euros, duplica la superficie del actual hasta los 9.791 m2

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Un millar de alumnos repartidos casi a partes iguales entre la formación en los ciclos medios y superiores y los procedentes de los programas de formación para trabajadores en activo y desempleados, esperan inaugurar en septiembre de 2018 con el inicio del curso las nuevas instalaciones del instituto Miguel Altuna en la vaguada de la antigua Mayc. Serán los protagonistas junto con la plantilla de empleados y profesores de uno de los acontecimientos educativos más destacado en la historia de un centro de formación profesional, que cumplirá ese año el 90 aniversario de existencia desde su fundación en 1928 como Escuela Elemental de Trabajo y Profesional Textil.

El pasado jueves, representantes de la comunidad escolar, vecinos y los políticos que han trabajado en este proceso, protagonizaron un encuentro que sirvió para activar un calendario digital de conteo de la cuenta atrás hasta el día D.

Culminará un proceso de dieciséis años desde los primeros movimientos para dotar para dotar al Miguel Altuna de un equipamiento del siglo XXI, «con espacios innovadores adaptados a su nueva metodología», apuntan desde el centro.

Una inversión de casi 8 millones de euros pone en pie el proyecto que Educación del Gobierno Vasco sacó a concurso por 12 millones, con una rebaja en la adjudicación de casi un 40%.

Presenta un crecimiento notable en superficie que alcanza los 9.719 m2 en dos bloques que dobla el espacio de las actuales instalaciones. El edificio situado hacia la carretera tendrá 3.329 m2. Dispondrá en el semisótano de un aula para 200 personas y un comedor para alumnos y profesores. En el primer piso se ubicarán los servicios generales y aulas de reuniones, y en la planta superior estarán los ciclos formativos del área de administrativo.

El bloque en la parte trasera divide sus 6.335 m2 en espacios dedicados a aulario y taller. Las formaciones de carácter técnico dispondrán de cuatro pisos de aulas, «diseñadas y equipadas para aplicar la metodología en base a objetivos» y compartirán emplazamiento con las tecnologías de la industria 4.0 «trabajarán de forma interdisciplinares para aplicar los marcos organizativos de las empresas en la actividad de la escuela».

Taller interdisciplinar

El recinto de los talleres ocupará 2.062 m2 con una única pared que permitirá el uso conjunto por todos los ciclos formativos como automatismos, mecanizado, soldadura y calderería, control numérico CNC, construcciones metálicas, y además de contar con laboratorios de ensayos.

La transición de uno a otro enclave y el futuro profesional de los alumnos se sintetiza en el lema 'Zure zubia'. Elegido en referencia al popular puente que une los bloques de Ibargarai, y que, como seña identidad, también se levantará como conexión entre los nuevos bloques.

Simultáneamente han desarrollado un cambio de imagen corporativa con peso para las letras M y A en tonos azules, blancos y sin olvidar el mahón.

Más

Fotos

Vídeos