Gureak compra la antigua Candy para trasladar y aumentar la producción

Gureak. Arrancará en la zona de almacenes de Candy y estudiará el futuro del bloque primigenio./
Gureak. Arrancará en la zona de almacenes de Candy y estudiará el futuro del bloque primigenio.

Han previsto un incremento del empleo de 80 personas en los cinco próximos añosReformarán los pabellones de la trasera de los antiguos almacenes para 2020

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El grupo empresarial Gureak, centrado en dar oportunidades laborales a personas con discapacidad, ha adquirido las antiguas instalaciones de Candy para trasladar parte de la producción y crecer en 80 nuevos empleados en el plazo de cinco años, y «sin abandonar los pabellones que hoy en día ocupamos en el polígono industrial de Labegaraieta», según apuntó ayer, Jose Ignacio Galarraga, director de implantación de Gureak, en el acto de presentación de la inversión que tuvo lugar en el consistorio acompañado de la alcaldesa, Elena Lete, «el Ayuntamiento ha colaborado en todo este proceso».

Gureak ha comprado todos los terrenos y edificios de la antigua Candy. Estaban en venta tras el fracaso del proceso de reindustrialización planteado después de anunciar la multinacional italiana a finales de 2014 el cierre por el traslado de la producción de lavadoras a China.

Como destacó Galarraga, «son aproximadamente unos 25.000 m2, aunque aún tenemos por definir con exactitud la superficie del edificio más viejo». Sin querer cifrar el desembolso en la compra, afirmó «ha sido menor al precio de mercado». Respecto a la operación la alcaldesa apuntilló que «pedimos que se adquiriera en su conjunto».

El próximo año

Con los pabellones en sus manos, los responsable de Gureak han planificado un proceso de incorporación en dos fases. En la primera, que esperan culminar en abril de 2018, ocuparían uno de los edificios de los antiguos almacenes sobre un superficie de 4.000 m2 con la reubicación de unos 80 trabajadores. Esta actividad industrial plantea para el trienio 2018-2020 una inversión de 1,8 millones de euros en máquinas para equipamientos productivos.

Durante 2018 han previsto un segundo movimiento con la implantación para mayo de otros 12 trabajadores en otro edificio de 500 m2. La actividad será el desarrollo de nuevos prototipos, productos de cableado para automoción, y el departamento dedicado a I+D, «ha sido importante en nuestra decisión tener a nuestro lado el nuevo instituto Miguel Altuna para la interacción tecnológica».

La segunda fase esta planteada para 2020 con el traslado de las actividades de montaje y ensamblaje con unos 120 trabajadores para ocupar una superficie de uno 3.000 m2 que estarán ubicados en la trasera de los viejos muelles de carga. «Mientras los primeros pabellones están en perfectas condiciones, este segundo tiene problemas en la cubierta y estructura. Lo más probable es que se tire para levantar uno nuevo y a la vez aprovechar para retranquear el mismo para habilitar una zona de acceso para vehículos de transporte», apuntó Galarraga.

Acto seguido destacó la virtudes arquitectónicas del bloque de tres alturas, el edificio original «es un testimonio del patrimonio industrial guipuzcoano. Soy partidario de su conservación. En principio no hay nada previsto para es espacio. Ahora mismo estamos en la fase de tormenta de ideas. Una posibilidad sería el uso para actividades auxiliares».

De los 250 empleados que dispone en la villa el grupo Gureak, en la comarca unos 400, el planteamiento es recolocar a 220 en las nuevas dependencias, y como adelantó Galarraga en este marco contemplan unas 80 nueva incorporaciones hasta 2022.

Despedidos de Candy

El representante de Gureak y la alcaldesa destacaron que han mantenido y sigue abierta la comunicación con los extrabajadores de Candy que siguen sin empleo tras el cierre para que puedan tener oportunidades de entrar en Gureak. Galarraga, insistió en más de una ocasión, que la adquisición es un apuesta para consolidar Bergara como polo de desarrollo comarcal del grupo tras una relación con la villa de 42 años.

Por sus parte, Elena Lete destacó que se ha logrado recuperar para la actividad productiva estos edificios del tejido industrial local, «era nuestro compromiso adquirido en pleno».

Fotos

Vídeos