La elite de los aficionados, en Gorla

Meta. El ganador de 2017, Eduardo Llacer, participa esta edición en las filas Baqué-Ideus BH. /  O. MATXIN
Meta. El ganador de 2017, Eduardo Llacer, participa esta edición en las filas Baqué-Ideus BH. / O. MATXIN

La organización estira otros 15.000 metros para establecer un recorrido de 140 kilómetros, a petición de los equiposMañana, a las 10.00, XLIV edición de la prueba ciclista del Trofeo Lehendakari

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Una veintena de equipos y casi 200 ciclistas sub23 disputan mañana la XLIV Subida Ciclista a Gorla, segunda prueba puntuable del Trofeo Lehendakari, que reunirá en la carreteras de la comarca y las pendientes del puerto bergarés a lo más selecto de ciclismo aficionado vasco y de las comunidades próximas por el prestigio y palmarés de la carrera que organiza Lokatza Ziklismo Eskola.

La clásica del calendario vasco afronta un trazado de 140 kilómetros que supone un incremento de quince más respecto al pasado año cuando ya creció el recorrido en otros tantos kilómetros. «Lokatza ha apostado por un recorrido exigente en cuanto a fondo, 140 km, adecuándose a la demanda de los directores del campo amateur, que piden que las pruebas se asemejen a las distancias que recorren en la Copa de España o pruebas del más alto nivel», señalaba en la presentación el presidente del club organizador, Ion Unamuno.

Partirá el pelotón a las 10.00 horas de la Plaza para tomar la salida en el puente junto a la parada de autobuses. El perfil presenta dos vueltas al circuito entre Osintxu y Zubillaga. Tras el relativo relajo del llano llegará la doble ascensión a Gorla. En la primera pasada, sobre las 11.48 horas, se otorga el premio Malatu, dedicado al que fuera colaborador y organizador José Mari Gabilondo.

Bajarán hacia Aizpurutxo para ir a Urretxu, Legazpi, Udana antes de volver hacia Bergara por Oñati, y afrontar el último esfuerzo de 8 kilómetros en las ascensión de Gorla. El puerto presenta pendientes que van desde el 6,2% al 8%. En los cuatro primeros kilómetros, hasta el caserío Gorriz, se superan rampas con un 7,5% y desde aquí hasta el alto el porcentaje llega o supera el 8%. Del alto de Elosua a la meta hay 500 metros de bajada. La llegada prevista a las 13.07 horas.

No habrá presencia bergaresa en el pelotón pero sí de ciclistas que han pasado por la escuela local como los antzuolarras Aritz Kortabarria (Grupo Eulen) y Mikel Arregi (Eibar Energia Hiria).

«Gorla es una de las carreras más valoradas del calendario para equipos y ciclistas. Muchos de sus ganadores han pasado y destacado en el profesionalismo», apuntaba Unamuno. Su historial cuenta con muchas de las estrellas como Alberto Fernández, Julián Gorospe, Carlos Sastre o Alberto Contador, titular del récord logrado en 2001 cuando la prueba se realizaba en la fórmula de ascensión directa desde la Plaza de la villa. Al año siguiente se estableció la carrera en el formato actual para ofrecer más espectáculo, con ganadores del renombre como Mikel Landa (2009) o Oskar Fraile (2011).

Categoría femenina

El club mahonero, en su compromiso con el ciclismo femenino como demuestra la organización a partir de 2017 de la Subida a San Martzial, tiene la intención de que la edición 2019 de la subida a Gorla pueda incluir la categoría de féminas. «Estamos trabajando para que la categoría femenina se incorpore a Gorla. Sería realmente positivo para el deporte y para el espectáculo».

Este año, como novedad, en las partes decisivas de la prueba, así como la última subida integra a Gorla, la radio vuelta de la carrera podrá ser escuchada a través de internet en el siguiente link: http://mixlr.com/lokatza/, y como ya estrenaron el pasado año se podrá realizar un seguimiento en @lokatza_ze#gorlaraigoeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos