40 donantes serán reconocidos por su solidaridad en la fiesta comarcal

2016. El presidente del colectivo Antonio Herzog junto a algunos donantes distinguidos el pasado año.
/
2016. El presidente del colectivo Antonio Herzog junto a algunos donantes distinguidos el pasado año.

El próximo sábado se desarrolla en Eibar la fiesta de las delegaciones del Deba En el último ejercicio se han incorporado 53 nuevos donantes, pero aún hay necesidad de relevo generacional

JUAN A. MIGURA BERGARA.

La fidelidad de la aportación solidaria y desinteresada de sangre de 40 bergareses recibirá un sencillo reconocimiento el próximo sábado en Eibar, que será escenario del encuentro anual de los donantes de sangre de la mayoría de localidades Debagoiena y Debabarrena.

Las distinciones premiarán las aportaciones efectuadas a lo largo de su vida, entre 25 y más de 75. En el caso local serán 24 mujeres y 16 hombres. La cantidad de donaciones varia por según el género, las mujeres pueden donar un máximo de tres veces por año y los hombres cuatro. Estos 40 donantes activos son una realidad para el Banco de Sangre de Gipuzkoa, pero el gran reto de la delegación mahonera, que preside Antonio Herzog, es mantener y crecer para consolidar el futuro, «tenemos que obtener nuevos donantes para compensar los donantes que se tienen que dar de baja, bien por edad o por enfermedad, y poder seguir manteniendo el número de donaciones. La media de edad de los donantes de Bergara sigue siendo alta, entre 45 y 50 años. Hay que conseguir una media inferior».

Gran donante
102 donanciones Javier Areitio Bolinaga.
Más de 75 donaciones
José Mari Arechaga Ecenarro, Iñaki Echaniz Lizaur y José Ignacio Madariaga Lete.
Con 60 donaciones
Jone Salegi Urbieta.
50 donaciones
Estebán Larrañaga Alberdi, Marcos Jauregi Ibarzabal, Pedro Mari Mujika Zubizarreta, Juan Carlos Montero Garcia, y Jesús Arazkonaga Perez.
40 donaciones
Mª Concepción Urteaga Guembe, Mª José Aranburu Murgizu, Ane Miren Olabarria Arana, Lourdes Larrañaga Labaca, Mª Jesús Baños-Antigua Goitia, Aintzane Bideluze Zangitu, Nuria Elkoroberezibak Ormazabal, Maribel Medina Alvarez, Mª Asun Bilbao Usatorre, y Miren Edurne Peña Fernández.
25 donaciones
Edurne Altube Arabiurrutia, Elisabet Albergi Agirreurreta, Lander Beristain Rementeria, Alberto Askasibar Iturricastillo, Mª Angeles Hernando Martín, Mikel Agirrezabal Franco, Gorka Arabaolaza Muguruza, Antonio Retes Bardeci, Francisca Casado Molina, Hibai Altuna Leyaristi, Mª Esther Arrando Arostegi, Eva Conget Olañeta, Carmen Sampietro Etxaniz, Roberto Astorkia Andrinua, Juan Ramón Sebal Mendizabal, Itziar Aranguren Agirrezabala, Leire Elizburu Mendikute, Juan José López Azurmendi, y Justina Kerejeta Odriozola.

El balance del pasado ejercicio 2016 se cerró con 1.023 aportaciones que supone una bajada de 73 donaciones respecto al año anterior, y una jornada menos de extracción, «lo positivo es que conseguimos 53 nuevos donantes». Veintitrés se incorporaron en las 22 extracciones que realizaron durante el año en el ambulatorio con periodicidad generalmente quincenal, y otros 30 en las especiales en el instituto Miguel Altuna y Mariaren Lagundia, «buscamos acercarnos a los jóvenes en estos puntos».

La realidad es que el número de donaciones está bajando, «aunque cubrimos las necesidades hay que hacer hincapié a la población y sobre todo a los jóvenes porque necesitamos nuevos donantes y que sean constantes sus donaciones. A nivel hospitalario ha descendido la demanda porque las operaciones son menos sangrantes, pero la demanda crece desde otros campos como el de las personas mayores o los enfermos de cáncer».

En cifras globales de donantes, activos e inactivos, la villa está un poco por encima de la media guipuzcoana con más del 5% de la población, «queremos volver a llegar al millar de donantes como hace unos años. Para ser donante es suficiente con tener 18 años y un peso mínimo de 50 kilogramos. Que los interesados se acerquen a las extracciones que convocamos en el ambulatorio o a las especiales, necesitamos de la aportación de todos».

Fotos

Vídeos