Concierto coral dedicado al Cristo de la Agonía, el viernes en San Pedro

Cristo. La obra de Juan de Mesa, en la capilla reacondicionada, al igual que retablo y su hornacina./
Cristo. La obra de Juan de Mesa, en la capilla reacondicionada, al igual que retablo y su hornacina.

El templo acoge la audición, con entrada libre, a partir de las 20.00 horasLa obra 'Liberame' de Don Eustaquio Azkarate-Askasua, interpretada de forma conjunta, cierra el encuentro musical

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Desde el 17 de febrero el Cristo de la Agonía de Juan de Mesa descansa en su capilla de San Pedro Ápostol tras el periplo de trece meses por Sevilla para someterse a una restauración en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y ser expuesto ante miles de hispalenses. La vuelta a casa fue un acontecimiento para la comunidad creyente y para el resto por su valor patrimonial, y además de la misa de recepción, el párroco del templo, Jon Molina, propuso a varias formaciones corales ofrecer un concierto de bienvenida.

La idea caló y este próximo viernes, desde las 20 horas, en la parroquia de San Pedro se ofrece la cita. Se sumaron a la iniciativa el Orfeón Bergarés, Aritzeta Abesbatza y Koru Parrokiala. El centenar de voces que reúnen protagonizarán la audición con entrada libre.

Cada formación ofrecerá un repertorio de cuatro o cinco piezas, «hemos intentado buscar obras de caracter religioso de grandes compositores», apunta desde el Orfeón Karlos Etxaniz, en labores de coordinación. En este tramo del concierto estarán dirigidas las agrupaciones por sus titulares; en caso de Orfeón por el oñatiarra Aitor Biain además de acompañamiento al piano de Eli Mendiaratz, al frente de Aritzeta estará Imanol Urzelai, y Rosa Narbaiza frente a las voces de Koru Parrokiala con el soporte instrumental del órgano a cargo de su titular, Aitor Olea.

La despedida llegará con un 'tutti' de la pieza 'Libérame' del compositor y sacerdote Don Eustaquio Azkarate-Askasua con la cobertura instrumental del órgano romántico Stoltz-Frères (1889). Con el casi centenar de voces en el altar, la dirección recaerá en Rosa Narbaiza.

Don Eustaquio

Esta última partitura pone en valor a un personaje local estrechamente vinculado a la parroquia, el órgano y las agrupaciones corales como Don Eustaquio Azkarate-Askasua.Como recogió Donato Gallastegi en el libro 'Crónicas de Bergara', nació en Bergara el 19 de septiembre de 1887, «ordenándose sacerdote el 23 de diciembre de 1911. Gran organista y compositor. Vivió hasta su muerte (1965) en Bergara y nunca quiso salir de aquí, donde llegó a ser una figura entrañable. Es autor de obras notables de música coral religiosa y profana. Conoció como nadie los secretos del órgano de la parroquia de San Pedro y fue reconocido como artista», y añade que «improvisaba de manera maravillosa, fundamentalmente sobre melodías y temas vascos. Formó un coro notable de Hijas de María que actuaba en aquellas memorables novenas de la Inmaculada que consiguieron para Bergara un prestigio notable en la organización de solemnidades religiosas. Se nutría de él el Orfeón Bergarés y en él 'pescaba' D. Román Oyarzabal para su sección de voces blancas del Orfeón».

Como autor compuso dos misas, Te Deum, motetes, canciones a la Virgen y los Santos. También cultivó el folklore vasco con piezas como 'Basa txoritxu', 'Orra or goiko', o la marcha para txistu 'Ileta-doinua', entre otras.

Más horas de visita

El retorno del Cristo de la Agonía de Juan de Mesa es el detonante del encuentro musical, y también, como reconoce el párroco, de un incremento de visitantes. «Es notable la presencia de gente, muchos de fuera, que vienen a ver cómo ha quedado la imagen».

En el calendario ordinario la parroquia mantiene las puertas abiertas, de 9.30 a 13.00 horas, pero con la llegada de la Semana Santa y la esperada presencia de más turistas, el templo abrirá de mañana en el mismo horario y por la tarde de 16.00 a 18.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos