El castillo y la parroquia, otros dos atractivos

La visita de mañana da ocasión de conocer el valor estratégico que tuvo durante la historia esta pedanía que ahora comparten Bergara y Azkoitia. A pocos metros de la parroquia están los vestigios del castillo de Elosua, que era parte crucial de la red defensiva en territorio guipuzcoano del Reino de Navarra. Junto a los de Santa Bárbara, en Arrasate, y Atxorrotz, en Eskoriatza, delimitaban el oeste de los dominios navarros en el siglo XIII. Estaba enclavado en una atalaya desde la que se domina el valle del Urola y disponía de una red de comunicación visual con el resto de enclaves. Según el historiador Sagredo, medía 26 metros de largo por 10 de ancho con una altura a la base de 7 metros. De regreso, hay ocasión de conocer la iglesia de San Andrés de Iriaun, templo de estilo barroco churrigueresco desde su última reconstrucción en el siglo XVI. La tradición dice que la ermita originaria fue construida con la piedra de la fortaleza.

Fotos

Vídeos