La aventura vaticana de Koru Parrokiala

Despedida. Bergarako Koru Parrokiala posó con monseñor Pablo Colino tras el ofició después del charlar un buen rato sobre sus recuerdos bergareses. / B.K.

Balance muy positivo, invitación a repetir y acogida calurosa de Colina en la basílica de San Pedro

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Con las pilas muy cargadas retomará en septiembre Bergarako Koru Parrokiala la preparación de su más inminente compromiso en la misa solemne de San Martín de Agirre tras haber marcado un auténtico hito en la historia de la formación polifónica al cantar en el primer templo del catolicismo, San Pedro en El Vaticano, por la invitación de Monseñor Pablo Colino, de pasado bergarés, que fue desde 1980 hasta su jubilación maestro de capilla de toda la música sacra de la basílica dedicada al apóstol.

Han pasado tres semanas del regreso desde la ciudad Eterna pero los ecos de una experiencia «inolvidable» siguen vivos, como destacan desde la formación creada para salvar la tradición de los coros parroquiales, «hacemos un balance muy positivo ya que todos nuestros objetivos se han cumplido. El más importante era cantar y tocar en San Pedro de El Vaticano y, además de conseguirlo, también lo hicimos en Santa María La Mayor. La experiencia ha sido magnífica. Es difícil contener la emoción actuando en semejantes lugares», apunta la directora, Rosa Narbaiza, «el coro en todo momento se sintió muy arropado. En los dos conciertos nos acogieron con los brazos abiertos, alabaron nuestro trabajo y nos invitaron a volver».

La visita abierta por el contacto en 2015 entre Pedro Garitano y Colino, tuvo un eminente sabor bergarés. Los años que vivió monseñor en la villa facilitaron la oportunidad, pero también en el capítulo musical porque Bergarako Koru Parrokiala apostó por autores de casa «llevamos un repertorio muy bergarés, muy bien valorado por nuestros anfitriones, con obras de Miguel Gonzalez Bastida, Eustaquio Azcarate-Ascasua y Pedro Guallar, quien nos acompañó en nuestras actuaciones, además del 'Ave Verum' de V. Goicoechea, 'Tu es Petrus' de H. Eslava y las piezas obligadas de la Misa De Angelis. Nos sorprendió la ovación que nos dedicó la gente que acudió a las respectivas misas en ambas basílicas».

Recalcan los casi cincuenta protagonista de expedición entre coro, el organista Aitor Olea y acompañantes la cercanía que mostró monseñor Colino, «conocía a más de uno del grupo de su juventud, preguntaba por Bergara y de aquellos recuerdos de su paso de juventud por Ozaeta», e insisten, «realmente fue muy cercano y amable. Durante la ceremonia religiosa explicó al público en italiano las razones del acompañamiento por nuestro coro. Unos feligreses que nos dedicaron una ovación».

Temas

Bergara

Fotos

Vídeos