Aranzabal propone 'Munibe Blues'

Autor. Aranzabal y su obra en el periodo de la plaza Munibe./R.N.
Autor. Aranzabal y su obra en el periodo de la plaza Munibe. / R.N.

Mañana a las 19.30 horas inaugura la muestra pictórica en el Nahikari Acude con una recopilación de unos veinte trabajos que ya ha mostrado en la plaza Munibe

JUAN A. MIGURABERGARA.

'Munibe Blues' es la última propuesta expositiva del pintor Ramón Aranzabal que desde mañana, a las 19.30 horas, colgará en la paredes de Nahikari en Masterreka durante todo el mes de septiembre. Las paredes de este bar que ha visto durante las últimas décadas el paso de centenares de firmas, albergarán en esta ocasión una veintena de trabajos realizados por Aranzabal sobre papel de estraza con acrílicos donde mantiene su esencias de dominador del color.

Formatos medios de 140 por 40 y pequeños de 60 por 40 centímetros soportan un colección que ya ha visto la luz pública en la plaza Munibe. Es una recopilación de las creaciones que ha colgado desde mayo de 2016 en Munibe, «de dos en dos, y por periodos de un mes», destaca el autor, que ante la oportunidad de reunir en un mismo espacio la mayor parte de la producción apostó por titular la serie 'Munibe Blues'.

Un nombre que enlaza con el espacio que han ocupado hasta ahora «porque durante catorce meses han sido testigos minuto a minuto de todo lo que ha ocurrido en Munibe», y que incluye el blues como reflexión «sobre la añoranza que produce lo que puede llegar a ser Munibe como espacio para el encuentro y la creación».

Espacios abiertos

Aranzabal mantiene un vínculo muy estrecho con los escenarios urbanos que le ha llevado a ser una especie de inquilino de Munibe. El 25 de junio de 2010 fue la belleza de la aurora boreal la base de la performance 'Gau Magikoak Munibeko Plazan' (Noches Mágicas en la Plaza Munibe), el verano de 2013 produjo una instalación para el mismo espacio, y otra vez en 2015 apostó por la performance del arte en movimiento con guiños musicales, con 'Munibeko izar disdirak', y con el verano otra vez como referente temporal, en 2016 desarrolló la instalación artística en los parques de Usondo, Arrizuriaga y Errekalde para disfrutar junto a la naturaleza que tituló 'Hiru parke, lau kolore'.

Entre una y otra apuesta por la calle, la colaboración en la ópera de Verdi 'La Traviata' de la mano de Opus Lírica como autor del fondo escenográfico, y las exposiciones colectivas e individuales.

Esta nueva experiencia que arranca mañana no supone abandonar su referente público ya que tras despedir a finales de septiembre la muestra de Nahikari, se lanzará a una nueva aventura callejera que en esta ocasión madura para su desarrollo en octubre y atendiendo a la climatología, «tengo que buscar un periodo de pocas lluvias» para montar otra instalación en los jardines de la Torre Olaso «serán tubos y cuadros que colocaré y retiraré cada día para que no queden a la intemperie».

Fotos

Vídeos